Concejal y detective

Una edil de Leganés somete a los funcionarios a una prueba caligráfica para descubrir a un ladrón de documentos

Beatriz Tejedor, concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Leganés (PP), tiene fama de ser una de esas arquitectas que se enfunda el casco y las botas de agua para pisar el barro de las obras que dirige. Lo que se desconocía hasta ahora era su perfil detectivesco. Tejedor sometió a los funcionarios del departamento que comanda a una prueba caligráfica para tratar de encontrar a la persona que supuestamente le había robado días antes de su bolso unos papeles secretos que cayeron en manos de la oposición.

La intención de Tejedor, con esta pesquisa, era la de contrastar la letra de los funcionarios con la caligrafía estampada en el sobre que había sido remitido a Izquierda Unida (IU). La concejal reunió a los trabajadores y les dictó lo siguiente: "El pasado miércoles 19 de octubre le fue sustraído del bolso a la concejal delegada de Obras, Infraestructuras y Mantenimiento una documentación confidencial que se le ha hecho llegar al coordinador de Izquierda Unida, Raúl Calle, en un sobre con membrete de Urbanismo". Los trabajadores, algunos de ellos con muchos años de experiencia en la oficina, se sintieron humillados y señalados con el dedo.

Los trabajadores, que se sienten humillados, piden su dimisión
Más información
CC OO estudia acciones legales contra el alcalde de Leganés

La prueba sirvió para que Tejedor estrechase el cerco sobre el supuesto ladrón de documentos. La concejal se presentó a continuación en comisaría y formuló una denuncia en la que deja entrever que una trabajadora es la culpable: "Manifiesta [la denunciante] que la persona que trabaja como auxiliar administrativa en el Departamento de Urbanismo bien podría haber rellenado este sobre [el robado], puesto que la letra que figura es similar a otros sobres que han sido enviados desde ese departamento". Lo que obvió la concejal es que ella ya se había adelantado a las labores policiales con el dictado impuesto a los trabajadores.

La documentación que fue supuestamente robada de su bolso llegó a manos de Raúl Calle, el portavoz de IU. Los papeles, anotaciones de la política durante uno de los plenos, no tenían ningún interés. Calle se los devolvió a la concejal por correo. Tejedor, al recibir el sobre, creyó que se que se lo habían sacado del bolso. El PP estaba convencido de que "alguien de dentro" estaba tratando de amedrentarla.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El Comité Unitario de Trabajadores (CUT) del Ayuntamiento considera que la concejal se "extralimitó" al hacer la prueba caligráfica. CC OO y UGT piden que Tejedor se disculpe y el PSOE va más allá y exige su dimisión.

El alcalde, Jesús Gómez, la exculpó aludiendo a que "no es una profesional de la política". "Lo importante es el robo. Con una actitud mafiosa le vienen a decir a la concejal que tenga cuidado, que la están vigilando. Cualquiera en su situación habría hecho lo mismo. Hay que encontrar al culpable", agrega Gómez. La concejal metida a detective, por tanto, sigue con sus pesquisas.

La concejal de Urbanismo de Leganés, Beatriz Tejedor.
La concejal de Urbanismo de Leganés, Beatriz Tejedor.

Sobre la firma

Juan Diego Quesada

Es el corresponsal de Colombia, Venezuela y la región andina. Fue miembro fundador de EL PAÍS América en 2013, en la sede de México. Después pasó por la sección de Internacional, donde fue enviado especial a Irak, Filipinas y los Balcanes. Más tarde escribió reportajes en Madrid, ciudad desde la que cubrió la pandemia de covid-19.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS