El gran 'tres de deu' del año

Los Castellers de Vilafranca cierran la temporada cargando la mítica construcción de diez pisos

La jornada castellera de ayer en Vilafranca del Penedès dejó varios titulares, entre ellos, el tres de deu amb folre i manilles que coronó la colla anfitriona, los Castellers de Vilafranca. Pero a ello hay que sumar el resto de construcciones de gama extra que se vieron y la tripleta que los Xiquets de Tarragona protagonizaron por primera vez fuera de su población. Capgrossos de Mataró, Castellers de Sants, Xiquets de Tarragona y Castellers de Vilafranca querían cerrar temporada firmando una excelente jornada, y lo consiguieron.

Los Castellers de Vilafranca volvieron a deslumbrar, haciendo ayer lo que no consiguieron en la diada de Sant Fèlix el pasado 30 de agosto: el tres de deu amb folre i manilles y la torre de nou amb folre (y sin manilles). Tras un primer intento fallido, los verds lograron coronar el tres de deu, el primero de la temporada y que se desmoronó poco después de que el enxaneta hiciera la aleta. Este logro llegó tan solo dos días después de que los Minyons de Terrassa intentaran lo mismo en Girona, finalmente, sin éxito, aunque llegaron a acariciar la mítica construcción de 10 pisos. La hoja de servicio de ayer de los Castellers se completó con la torre de nou amb folre que no llegaron a descargar (se considera el castillo más difícil que se puede hacer, solo cargado dos veces en la historia) y con un espléndido cinc de nou que coronaron cuando ya se llevaban cuatro horas de actuación. En definitiva, tres castillos de gama extra, no inéditos, pero sí de los que se dejan ver muy poco. Los Capgrossos de Mataró se fueron de Vilafranca consiguiendo el tres y el quatre de nou amb folre y la torre de vuit amb folre. Por su parte, los Xiquets de Tarragona hicieron historia cargando el cinc de vuit, y el tres y el quatre de nou amb folre. Por último, los Castellers de Sants lograron el cinc de vuit, el tres de nou amb folre y el quatre de vuit.

Jugadores de rugby de la Unió Esportiva Santboiana reforzaron la 'pinya'

Pero más allá de la lista de construcciones que se pudieron ver, otro de los centros de interés en la jornada de Tots Sants de ayer (con la que los Castellers de Vilafranca cierran temporada) era la presencia de los jugadores del club de rugby de la Unió Esportiva Santboiana. Su misión era reforzar la pinya de los Castellers de Vilafranca y dar más estabilidad sobre todo en el tres de deu amb folre i manilles, un castillo colosal cuya base se puede abrir con facilidad. Su presencia en Vilafranca fue más una anécdota, un divertimento, que otra cosa. La conexión entre los verds y el histórico club de rugby catalán es Arnau Cobo, miembro de los Castellers de Vilafranca y, a la vez, jugador de la Santboiana. A través de él empezaron los contactos entre las dos entidades, que desembocaron en la participación de unos 70 jugadores de los diferentes equipos del club deportivo en la jornada castellera de Tots Sants. "Nos une el trabajo en equipo, la importancia de la técnica, la fuerza y la catalanidad", apuntaba ayer Toni Gabarró, presidente de la Santboiana, para explicar la colaboración entre las entidades deportiva y castellera.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS