Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Arroyomolinos (PP), imputado por corrupción

El alcalde de Arroyomolinos (14.000 habitantes), Juan Velarde (PP), tendrá que declarar como imputado ante el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Navalcarnero, que investiga si el regidor pudo haber cometido los delitos de malversación y prevaricación, según un auto al que ha tenido acceso EL PAÍS. La decisión judicial, que también incluye entre los imputados a otros ediles y cargos del Ayuntamiento, fue adelantada ayer por la cadena SER, que en su información asegura que el equipo de gobierno del municipio del sur de Madrid pudo haber aprobado contratos "fraudulentos" por un valor superior a los 40 millones de euros.

El caso fue denunciado inicialmente por los concejales socialistas de la oposición ante la fiscalía en 2007, y posteriormente presentada en el juzgado de Navalcarnero, que la admitió a trámite e inició sus pesquisas. En 2010 los ediles del PSM-PSOE ampliaron la denuncia, por la que deberán declarar el alcalde y su equipo de Gobierno.

Sin concurso público

Según la documentación aportada al juzgado por los socialistas, Velarde adjudicó la construcción y ejecución de obras de edificios municipales a través de la Empresa Municipal del Suelo y de la Vivienda (Emuvisa), eludiendo hacerlo desde una de las concejalías del Consistorio. De esta manera, según la cadena SER que cita la denuncia, elegían a dedo las sociedades que iban a ejecutar el contrato, "saltándose así el concurso público al que está obligado el Ayuntamiento". Entre los edificios que habrían sido adjudicados de esta forma, presuntamente ilegal, estarían la casa cuartel de la Guardia Civil, el centro de artes, un recinto ferial, un aparcamiento, un centro de mayores, el vivero municipal, las dependencias de la policía local, un garaje-aparcamiento, una plaza pública y el acondicionamiento de zonas verdes. Además, los informes de la secretaría del Consistorio eran desfavorables.

El juez ha enviado la documentación del caso al Tribunal de Cuentas, que analizará también las adjudicaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de octubre de 2011