Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

RTVE planea ceder derechos de los Juegos Olímpicos para ahorrar

El coste de las señales de Londres 2012 supone 57 millones de euros

El cada vez más alto coste de los derechos deportivos ha llevado a Televisión Española a diseñar una nueva estrategia para evitar que la factura de eventos de primera línea colapse sus finanzas. Una de las primeras medidas consiste en explorar el mercado para compartir los gastos de los Juegos Olímpicos de Londres con otros operadores españoles. Para ello, la cadena pública tiene previsto emprender una ronda de conversaciones destinadas a estudiar la posibilidad de ceder o compatibilizar la emisión de determinadas pruebas o competiciones.

Los Juegos de Londres -que se disputan desde el 27 de julio hasta el 12 de agosto de 2012- le costarán a RTVE alrededor de 70 millones de euros, contando la compra de derechos audiovisuales y los gastos derivados (desplazamiento de comentaristas, alquiler de platós, unidades móviles). Solo la adquisición de las imágenes suponen unos 57 millones. "Es mucho dinero para apenas dos semanas de retransmisiones", explican fuentes de la corporación.

Una de las vías para intentar rebajar la factura pasa por acudir al patrocinio

El paquete de derechos que ha comprado la cadena estatal incluye, además de las imágenes televisivas, la difusión en Internet de los Juegos de Londres. Estos derechos para la web ascienden a unos nueve millones de euros, según la compañía.

La factura de los Juegos puede descabalar el presupuesto de RTVE para 2012 (de momento prorrogado, como en los organismos de la Administración central). Para el próximo año, su techo de gasto es de 1.200 millones de euros, la misma cantidad de 2011. Pero los Juegos suponen unos gastos extra de 70 millones. La corporación prevé cerrar el actual ejercicio con un déficit de 50 millones, tal y como avanzó el entonces presidente de RTVE Alberto Oliart el pasado junio, tres semanas antes de dimitir.

Este desajuste, según explicó, se debía al desfase entre el desembolso que habían hecho las operadoras de telecomunicaciones (que deben satisfacer un canon del 0,9% de sus ingresos) y las cantidades que realmente tendrían que pagar.

Para evitar un agudo desequilibrio en las cuentas, el Consejo ha encomendado a los directivos de la televisión pública que emprendan conversaciones para explorar la cesión de derechos para su emisión en otros operadores, fundamentalmente de pago. Pese a que TVE cuenta con varios canales (uno de ellos exclusivamente dedicado al deporte), los Juegos generan un aluvión de señales y el apretado calendario (17 días de competición) provoca que muchos eventos se solapen.

Otra de las vías que está examinando RTVE para intentar rebajar la factura de los Juegos pasa por acudir al patrocinio. La Ley General de la Comunicación Audiovisual de 2010 modificó el artículo 7 de la ley de RTVE abriendo la posibilidad del patrocinio en eventos deportivos y culturales. La legislación también permite que se emitan estos formatos publicitarios siempre y cuando formen parte "indivisible" de los derechos. Así ocurre, por ejemplo, con las retransmisiones de la Liga de Campeones, donde el espacio de promoción de los patrocinadores aparece al inicio y al final de los partidos.

Pero no solo el fútbol interesa a TVE. La televisión pública presta atención a deportes a los que las televisiones privadas dan la espalda. El balonmano es uno de ellos. Para renovar los derechos de este deporte, TVE estudia la posibilidad de llegar a acuerdos con "socios" para compartir esos derechos, de manera que si firma un contrato plurianual, la competición pueda ser retransmitida una temporada por RTVE y otra por ese operador "socio". "Es una manera de comprar los derechos televisivos de manera diferida", comentan fuentes de RTVE.

Todas estas medidas van orientadas a compartir gastos por la compra de derechos y a reducir los costes generales y de producción a la hora de ofrecer eventos deportivos.

18 millones más

Ahorrar es la palabra que más de escucha en el entorno empresarial. Y RTVE no es una excepción. En su caso el ahorro tiene ya una cifra: el fin de programa vespertino de La 1 España directo ha supuesto para la televisión pública un recorte neto de gastos estimado de 9,2 millones de euros en un semestre (más de 18 millones al año) descontando el coste que supone poner en antena el programa que ha tomado el relevo de este espacio de reportaje, según los cálculos de la corporación.

Producido por Mediapro, España directo ha formado parte de la parrilla de TVE durante seis años. Desapareció el pasado 30 de junio envuelto en polémica. El Consejo de Administración de RTVE reclamó que la televisión pública pusiera fin al contrato con la productora privada para realizar España directo. Pese a la inicial oposición del entonces presidente de la corporación, Alberto Oliart, el Consejo impuso su decisión y el programa desapareció de La 1. Fue sustituido por +Gente, un formato de producción propia. En estos últimos meses la audiencia se ha resentido mínimamente. En septiembre pasado TVE recuperó el liderazgo con el 13,9% de la cuota de pantalla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de octubre de 2011

Más información