Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La red Gürtel financió al Partido Popular de Majadahonda

Un informe policial dice que Correa facturó a contratistas las campañas del PP.- Correa pagó el hotel a dos ediles del PP majariego, según la policía.- El Ayuntamiento lo confirma, pero les defiende "porque eran jóvenes y no eran cargos públicos"

El presunto cerebro de la red Gürtel, Francisco Correa, llegó a tener un control casi absoluto del Ayuntamiento de Majadahonda durante el periodo en el que el exalcalde del municipio Guillermo Ortega, imputado en el caso, estuvo al frente del Consistorio. Esta es la principal conclusión de un reciente informe elaborado por la Policía Judicial y que consta en el sumario del caso Gürtel, la mayor trama de corrupción destapada en el periodo democrático ligada a un partido político: el PP.

El modo de actuar de Correa en el Consistorio majariego, gracias al que recibió pingües beneficios al menos entre 2001 y 2005, consistía en asignar dentro de su contabilidad una cuenta denominada "gabinete Majadahonda". Esta partida se nutría del dinero que recibía de las empresas concesionarias del Ayuntamiento. En ella se reflejaban todos los ingresos presuntamente ilegales procedentes de las empresas, alguna de las cuales resultó adjudicataria de servicios y obras municipales por un valor superior a los 20 millones de euros. Francisco Correa también se hizo cargo, con este dinero obtenido de una forma presuntamente ilegal de los contratistas de Majadahonda, de los gastos personales del exalcalde majariego Guillermo Ortega; así como de campañas publicitarias del Consistorio y del PP local.

"Los fondos que entran en la cuenta proceden del cobro de facturas emitidas por las sociedades de servicios de Francisco Correa", explica el documento policial, que especifica el nombre de estas empresas: Special Events, Down Town Consulting, TCM o Pasadena. Estas firmas facturaban a terceros: "En unos casos adjudicatarios de contratos públicos por el Ayuntamiento, como por ejemplo la unión temporal de empresas (UTE) de la recogida de las basuras Sufi-FCC, a Equipamientos Ambientales, a Osepsa, la UTE Saglas-Panasfalto, Licuas o Tecmed". También cobraron, según la policía "a sociedades como Serprinsa, al Patronato Monte del Pilar, al Ayuntamiento y a la firma Creative Team, de la red de Francisco Correa".El informe de la policía, que tiene como fecha de realización el 1 de junio de 2011, indica que los fondos de la cuenta que Correa destina a Majadahonda se aplican al pago de facturas relativas a publicidad institucional del Ayuntamiento o del PP de Majadahonda. Todas ellas realizadas en diferentes medios de comunicación. El dinero de la cuenta de Correa también se asignó al pago de servicios profesionales, como por ejemplo los trabajos gráficos realizados para el Ayuntamiento o el PP de Majadahonda en los años 2003 y 2004. Para ello la sociedad Boomerangdrive emitió una factura de servicios profesionales de asesoramiento.

También utilizaban el dinero de la caja b de Correa para entregárselo a José Luis Peñas, el denunciante del caso Gürtel; al exedil Juan José Moreno Alonso; a la entonces mujer de Correa María del Carmen Rodríguez Quijano, que era jefa de gabinete del Consistorio; y a Francisco Javier Agulló Sagastizábal, que en la actualidad es miembro de la junta directiva del PP de Majadahonda, según consta en la página web del partido. Las empresas de Correa también destinaban el dinero que recibían de las firmas concesionarias del Ayuntamiento de Majadahonda para realizar pagos a la empresa Citytime, así como para sufragar los gastos particulares de Guillermo Ortega y de su mujer, como la adquisición de turismos de lujo (ha tenido a su nombre, junto con su esposa, hasta 39 vehículos).

Llama la atención que en uno de los que la policía denomina "servicios turísticos", consta el nombre de dos miembros del PP de Majadahonda que en la actualidad son concejales del grupo municipal: el primer teniente de alcalde, José Antonio Carnevali y el edil de Medio Ambiente y Jardines, Pablo García. También está el exconcejal de Deportes Ricardo Riquelme. Según el albarán que consta en la documentación, Correa pagó a estos tres miembros del PP de Majadahonda y al exalcalde Guillermo Ortega una noche de hotel en el NH Villa de Bilbao el 31 de marzo de 2001. El importe de este "servicio turístico" que aparece en las cuentas de la sociedad de Correa Pasadena Viajes fue de 388,42 euros.

Fuentes del Ayuntamiento de Majadahonda con las que se ha puesto en contacto este periódico confirman que los dos ediles disfrutaron de los servicios de Pasadena, aunque en su defensa aseguran que entonces "eran muy jóvenes, pues estaban en un viaje de Nuevas Generaciones, y que entonces no desempeñaban ningún cargo público, por lo que no se trata de ninguna ilegalidad". Estas mismas fuentes indican que entonces los ediles Carnevali y García tenían entre 25 y 30 años, por lo que le pidieron al presidente del partido en Majadahonda, el propio alcalde Guillermo Ortega, viajar y por eso se fueron al acto del partido en Bilbao. "Se fueron cinco en una furgoneta y se alojaron en dos habitaciones dobles. Es perfectamente legal, tan legal es que te lo pague el partido como que alguien te ayude", expresa esta fuente municipal que prefiere no citar su nombre.

El informe policial hace especial hincapié en la figura del popular Agulló Sagastizábal, quien recibió rentas de forma periódica procedentes de las cuentas de Correa: "Seguramente por la realización de un servicio profesional", indica el documento, que resalta que según la página web del PP de este municipio Agulló es miembro del partido a nivel local.

El trabajo policial destaca, por otra parte, que las facturas emitidas por las empresas de Correa emplean conceptos genéricos, "como campaña publicitaria, creatividad, artes finales, reparto e instalación de elementos de la campaña", "diseño y creatividad para distintas promociones en Madrid", "diversos trabajos de creatividad". Pero todas estas facturas no tienen nada que ver con el trabajo desempeñado en realidad.

En conclusión, según el informe, se crean facturas específicas para justificar los movimientos de fondos y con ellos "alimentar" la cuenta por parte de las sociedades de Correa. Las sociedades pagadoras son en su mayoría entidades adjudicatarias de contratos públicos en Majadahonda. El dinero de dicha cuenta se dedica al pago de servicios de carácter publicitario del propio Ayuntamiento y del PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de octubre de 2011