Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bizkaia se ofrece a consensuar la recuperación de la tasa de patrimonio

La aplicación del impuesto permitiría recaudar 45 millones en el territorio

El diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao, se mostró ayer dispuesto a recuperar el Impuesto de Patrimonio "si se llega a un acuerdo" con las otras dos Diputaciones vascas para evitar deslocalizaciones. El máximo mandatario foral hizo su anuncio un día después de que el Congreso aprobara su aplicación en el resto de España. Lo quiso hacer así, como reflejo de que la institución que dirige "siempre ha estado a favor" de restaurar la tasa "al día siguiente", como él mismo había advertido en anteriores comparecencias.

Durante una rueda de prensa en la capital vizcaína, en la que compareció junto al diputado de Hacienda, José María Iruarrizaga, Bilbao aclaró que, aun sin estar en contra de la restauración del impuesto, "siempre hay que permanecer atentos al entorno para evitar escenarios desagradables y contraproducentes, como puede ser la deslocalización de domicilios fiscales". Por eso, anunció que lo que la Diputación de Bizkaia ha iniciado ha sido una "reflexión" sobre la implantación de la tasa que ha trasladado a sus homólogas de Gipuzkoa y Álava para "ver si es posible llegar a un acuerdo conjunto".

Los parámetros a aplicar formarán parte del debate con Gipuzkoa y Álava

"Los ingresos no servirán para enjugar déficits", advierte Bilbao

De alcanzarse el pacto, se tendría que abordar en el denominado Órgano de Coordinación Tributaria, en el que también participa el Gobierno vasco, y cuya reunión aún no se ha convocado. El diputado general aclaró, no obstante, que el Ejecutivo no es competente en una materia que corresponde a las Diputaciones en exclusiva. "Y quienes tenemos la competencia ya la estamos ejerciendo", manifestó, en un intento de respuesta a lo que consideró una intromisión del lehendakari, Patxi López, cuando planteó a las instituciones forales un debate fiscal.

Bilbao aclaró que, "a nivel técnico, se han mantenido ya contactos" con Gipuzkoa y Álava, si bien aseguró que aún no se han mantenido reuniones físicas a tres bandas. "El avance de las negociaciones no es tan rápido", argumentó. Sí matizó que las otras dos instituciones forales conocen la posición de Bizkaia, aunque rehusó a concretar los parámetros del posible impuesto, porque su establecimiento "formará parte del debate". Una negociación que no se antoja sencilla, dadas las alejadas posiciones que PNV y Bildu han evidenciado en materia fiscal.

A la espera de avances, el diputado general de Bizkaia, único que conservan los nacionalistas tras las últimas elecciones municipales y forales, puso como ejemplo que, de aplicarse los mismos parámetros que se han fijado para el conjunto de España, que establecen el mínimo exento en 700.000 euros y en 300.000 la cantidad que no tributa por vivienda habitual, la tasa afectaría en el territorio a unos 4.000 contribuyentes, y permitiría recabar entre 42 y 45 millones de euros. Una cantidad "notable", según reconoció, pero mínima en comparación con el conjunto de la recaudación y que, según advirtió tajante, no bastará para "enjugar déficits presupuestarios".

En todo caso, Bilbao se mostró partidario de no tomar ninguna decisión al respecto hasta ver cómo actúan las comunidades limítrofes y se remitió a su pretensión de ver antes lo que sucede en el conjunto del país. "El día siguiente ha comenzado, pero aún no estamos inmersos de lleno en él, porque el impuesto aún no se ha hecho efectivo", consideró. Además, tras la polémica suscitada en Euskadi, insistió en la necesidad de desvinculare el debate fiscal de la pugna política y electoral, dado que "lo que la sociedad reclama son marcos estables y ciertos en los que tomar las decisiones".

Álava, no por ahora

La Diputación de Álava no va a secundar la propuesta de Bizkaia de abrir una reflexión sobre la recuperación del Impuesto de Patrimonio, ya que apuesta de momento por mantener la actual presión fiscal en territorio alavés. Fuentes de la Diputación alavesa, gobernada por el PP, han respondido así a la iniciativa de José Luis Bilbao. Pese a que tanto Bizkaia como anteriormente Gipuzkoa se han mostrado partidarios de analizar la recuperación de dicho impuesto, "Álava no lo va a hacer", según admitieron fuentes forales a Efe.

Han recordado, en este sentido, que el diputado general alavés, Javier de Andrés (PP), ya anunció que pretendía que este territorio fuera de los últimos en poner en marcha dicho impuesto para que fuese atractivo para las empresas. La Hacienda alavesa prefiere mantener los niveles actuales de exigencia fiscal, esperar a ver qué hacen otras comunidades autónomas y, sólo en el caso de que implanten este impuesto, estudiará recuperarlo aunque sería de los últimos en hacerlo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de septiembre de 2011

Más información