Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"¿Cómo se va a pagar todo esto?"

Aguirre inaugura y pasa revista al hospital de Torrejón de Ardoz, de gestión y asistencia médica privada - 400 pacientes ya tienen cita para hoy

En los meses posteriores a las elecciones escasean los cortes de cintas y las cortinillas que esconden placas. Una especie de resaca tras el festival de inauguraciones de una campaña electoral. Por eso la de ayer era una cita importante para la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. Más si cabe al tratarse de un hospital, con el fantasma aún presente de la inauguración a medias el pasado marzo de un ala del Clínico San Carlos, con cuatro plantas todavía en obras.

Pero ayer no falló nada. Tras cada puerta que abría la presidenta todo estaba en perfecto orden de revista. La inauguración del hospital de Torrejón de Ardoz, de gestión completamente privada -incluido el personal médico-, recibió el visto bueno de Aguirre y selló otro paso de gigante hacia el modelo de sus ojos, que resumió con su frase al ver que en los armarios de las 250 habitaciones individuales hay sábanas para la cama de los acompañantes del paciente: "Eso es lo que quiero. Que en las públicas la gente esté igual que en las clínicas privadas".

Los presupuestos de 2011 prevén gastar 26,84 millones de euros en el centro

La comitiva que acompañó a la presidenta durante todo el recorrido compartía miradas de alivio a cada señal de aprobación de la jefa, que hizo una visita minuciosa, aunque algo preocupada por el dinero. "¿Cómo se va a pagar todo esto?", preguntó un par de veces ante los gestores y responsables del centro hospitalario en los pasillos. "Preferiría puertas correderas en los baños, ¿son muy caras?", dijo como única queja en uno de los servicios.

Casi al final del paseo, Aguirre sentenció para el gusto de todos: "Tendría que hacer memoria, pero creo que es uno de los hospitales más bonitos de toda la región". Otro punto más para este modelo de gestión, que ya funciona en el hospital de Valdemoro.

El sistema aplicado es que una empresa construye el edificio y además gestiona tanto los servicios no sanitarios como la asistencia médica. A cambio, la Comunidad le paga un importe fijo por cada habitante de la zona que tiene asignada y un canon anual por los servicios no sanitarios. Los presupuestos de la Comunidad para 2011 prevén gastar 26,84 millones en el hospital de Torrejón, propiedad para los próximos 30 años de una UTE liderada por Ribera Salud. Fue la única oferta que se presentó al concurso público.

El centro, el décimo que inaugura Aguirre desde 2003, atenderá a 136.000 vecinos de la zona -Torrejón, Ajalvir, Daganzo de Arriba, Fresno de Torote y Ribatejada-, contará con 250 camas, 10 quirófanos, 12 puestos de diálisis y seis paritorios. Hoy 400 pacientes ya tienen su cita con el especialista. El resto de las instalaciones y servicios se irán abriendo a lo largo de las próximas tres semanas.

La presidenta contaba con poder inaugurar el hospital la pasada legislatura, pero la construcción no acabó a tiempo. El estado de los obras, sin embargo, sí le permitió fotografiarse en precampaña con el preceptivo casco. Aquel día de marzo se dio un baño de multitudes como el de ayer. Dentro del recinto los besos y abrazos de los suyos le hicieron olvidar durante un par de horas la pitada de los docentes que la había recibido a su llegada y que fue, sin embargo, lo único improvisado de la mañana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de septiembre de 2011