Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:FEDERICO GUTIÉRREZ-SOLANA | Presidente de los rectores | Los recortes en educación

"Las soluciones inmediatas no pueden anular las de futuro"

Los rectores se han sumado también a la llamada realizada por los sindicatos a las Administraciones públicas -básicamente a las comunidades, que gestionan la mayor parte del presupuesto educativo- para que no hagan más recortes en la enseñanza. Federico Gutiérrez-Solana, presidente de la Conferencia de Rectores (Crue) y rector de la Universidad de Cantabria, calcula que los campus públicos han contado en los dos últimos años con entre 600 y 800 millones de euros menos para responder a una mayor demanda en plena crisis.

"No es que nosotros queramos nada especial, sabemos que estamos en una época muy difícil para todo el mundo. Solo estamos diciendo cómo esos recortes afectarán a la sociedad", explica. Una sociedad en la que la gestión del conocimiento es la base para cualquier desarrollo económico sostenible, y "la educación es la cantera de todo eso, de la generación de ideas". Y añade: "Si las soluciones inmediatas anulan las de futuro solo estaremos poniendo un parche".

Los recortes presupuestarios en la Universidad española, además, han llegado probablemente en el peor momento posible, justo cuando está en mitad de un profundo cambio. El año pasado se completó la reforma de Bolonia, que pretende homologar las enseñanzas de 47 países europeos para crear un mercado común de educación superior y que ha trastocado, al menos sobre el papel, las carreras y la forma de enseñarlas, con menos clases presenciales, más tutorías y seguimiento individualizado de los alumnos. "Tenemos la ventaja de que ya teníamos adelantadas antes de la crisis muchas infraestructuras y mucha formación del profesorado. Sin embargo, es verdad, el proceso se está ralentizando; lo haremos, pero más lento", explica el rector, y añade, a modo de queja, que las dificultades económicas están dando fuerza a quienes (alumnos y profesores) se oponen al cambio; el proceso de Bolonia se enfrentó a unas importantes movilizaciones estudiantiles antes de arrancar.

Gutiérrez-Solana, que está a punto de terminar su mandato al frente de los rectores y ha anunciado que no va a repetir, insiste en que España está en inversión pública en universidades por debajo de otros países con los que quiere compararse: es algo más de 0,9% mientras que en Francia es el 1,3%, según los últimos datos. Además, con los actuales recortes la distancia se está ensanchando, asegura. "No decimos: 'Dadnos el dinero y olvidaos', sino que la sociedad sienta la necesidad de invertir lo que sea necesario para que la Universidad sea mejor".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de septiembre de 2011