Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El plan de obras en colegios se aplicará en 450 centros y creará 5.000 empleos

Los parados de larga duración y que residan donde se acometan las actuaciones tendrán prioridad - Europa costea el 80% de los 200 millones de inversión

Las propuestas que el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, lanzó en el último debate sobre el estado de la comunidad empiezan a tomar forma. El Consejo de Gobierno de la Junta aprobó ayer el Plan de Oportunidades Laborales de Andalucía, por el que se destinarán 200 millones de euros para 450 obras de construcción, ampliación y renovación de centros educativos.

La Junta pretende crear unos de 5.000 puestos de trabajo con el programa. Se intentará que los empleos vayan a parar a manos de "personas residentes en los municipios donde se desarrollen los proyectos" y que sean parados de larga duración con cargas familiares. Las empresas que se encarguen de las obras deberán contratar a los inscritos como demandantes de trabajo en el Servicio Andaluz de Empleo, que seleccionará a los candidatos entre los residentes. Además, según la Junta, al menos el 70% del coste de personal de cada proyecto "corresponderá a empleo de nueva creación". El resto será para contratos "por tiempo indefinido".

El Gobierno se compromete a pagar en 40 días a las empresas

Los adjudicatarios tendrán un mes para saldar su deuda con los proveedores

Este plan de obras en colegios e institutos es una de las cerca de 30 medidas que lanzó Griñán a finales de junio. La puesta en marcha de esta batería de propuestas es el principal argumento que ha manejado públicamente el presidente para defender su decisión de no adelantar las elecciones autonómicas, desligándolas de las generales del 20 de noviembre.

Las obras y las contrataciones de trabajadores arrancarán en diciembre, según señaló ayer el consejero de Economía, Innovación y Ciencia, Antonio Ávila. Las actuaciones, que arrancarán en la precampaña de las autonómicas, se extenderán hasta finales de 2012.

Respecto a la financiación, el 80% de los 200 millones del plan lo aportará la Unión Europea. El 20% restante, la Junta. Las actuaciones -que todavía no están cerradas- irán desde la construcción de nuevos centros a la mejora de los existentes. Se incidirá en la "mejora de las infraestructuras de tecnologías de la información y la comunicación, la eficiencia energética y la eliminación de barreras arquitectónicas".

Ávila también destacó ayer el compromiso que adquiere la Junta con las pequeñas y medianas constructoras que se harán cargo de las obras. El Gobierno regional abonará las facturas en un plazo máximo de 40 días. A cambio, las empresas tendrán 30 días para pagar a sus proveedores.

No es la primera vez que la Junta impulsa un plan de obras en centros educativos. Hasta el curso pasado ha estado vigente el plan Mejor Escuela, que se aprobó en 2005. En los cinco años de vigencia se han invertido 1.439 millones, que se han utilizado para la construcción de 110 nuevos centros, la ampliación de 195, la sustitución de 43 y la mejora de otros 1.996.

Al Consejo de Gobierno también llegaron ayer otras dos de las recientes promesas de Griñán: el nuevo régimen de incompatibilidades de los parlamentarios y altos cargos y la reforma de la normativa sobre las iniciativas legislativas populares. El Consejo informó favorablemente de ambas proposiciones, con lo que pueden seguir su andadura parlamentaria. Con la primera de las iniciativas se pretende impedir que los alcaldes y presidentes de Diputaciones puedan ser parlamentarios. Además, se eliminan las asignaciones mensuales para los expresidentes de la Junta. Con la segunda de las reformas, se rebajará de 75.000 a 40.000 el número de firmas necesarias para la tramitación de una iniciativa legislativa popular. También se crea el denominado escaño 110 para la que los promotores de estas iniciativas puedan defenderlas en el pleno del Parlamento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de septiembre de 2011