Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ALBERT JOVELL | Presidente del Foro de Pacientes

"No se puede asumir un muerto por desabastecimiento"

El presidente del Foro Español de Pacientes, Albert Jovell (Barcelona, 1962) observa con preocupación la situación de las farmacias, y, en concreto, las de Castilla-La Mancha, a las que la Junta debe los medicamentos desde mediados de mayo.

Pregunta. ¿Deberían recibir un trato especial los farmacéuticos frente a otros proveedores del sistema de salud?

Respuesta. La farmacia cubre una necesidad social, y, en el modelo español, donde todo está regulado, desde los márgenes hasta los deberes, la accesibilidad -que todo el mundo tenga una cerca y que el suministro llegue en 24 horas- es clave. En este sentido, es un agente intocable. Porque lo que no se puede hacer es dejar al ciudadano en una situación de desabastecimiento. Además, está la ley que dice que a los proveedores hay que pagarlos a 50 días.

P. ¿Por qué hay tanta presión sobre el sistema sanitario en las comunidades?

R. Los Gobiernos autonómicos, y sobre todo los recién nombrados, están obsesionados con la sanidad porque cuando miran los presupuestos ven que es la partida que se lleva la mayor parte. Además, ocurre que los consejeros de Sanidad suelen ser débiles frente a los de Economía, que son los que deciden. Pero no se pueden aplicar los recortes linealmente. A lo mejor es posible reducir el gasto de una manera desigual afectando más a otras partidas.

P. ¿No cree que hay también voluntad de hacer de la sanidad el campo de batalla político?

R. Sí, el conflicto de Castilla-La Mancha, pero también de Baleares o Cataluña, es una partida en la que hay un conflicto entre el Gobierno central y el autonómico, que se están clavando aguijones mutuamente. Y las comunidades tienen parte de razón, porque si son las que pagan, quieren decidir más. O que el Gobierno les ofrezca que pidan créditos ICO pero a la vez no les deje endeudarse más. Además, muchos Gobiernos autonómicos del PP no pueden tomar medidas duras de ajuste hasta después de las elecciones generales.

P. ¿Se llegará al desabastecimiento?

R. Las partes están tensando la cuerda hasta el límite, pero no creo que se llegue al desabastecimiento. Al final habrá una solución, como un crédito blando o algo similar. Porque ni las farmacias ni las autonomías están dispuestos a asumir que haya un muerto porque falte un medicamento.

P. ¿Cuál podría ser esa solución para el impago?

R. La queja no es tanto porque las Administraciones no paguen, sino porque no dicen cuándo van a pagar. Al final habrá un acuerdo en el que la comunidad dirá que paga tal día con una quita del 10% o algo así.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de agosto de 2011