Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:AGUSTÍN DELGADO | Director de Innovación de Iberdrola

"En medio ambiente no hay competencia, solo colaboración"

Agustín Delgado (Cáceres, 1972) es ingeniero industrial por la Universidad Pontificia de Comillas y doctor en Ingeniería Eléctrica, Electrónica y de Control por la UNED. Actualmente, dirige el Departamento de Innovación, Medio Ambiente y Calidad de Iberdrola y de los procesos de I+D. Antes fue responsable de Innovación Tecnológica en la misma compañía.

Un total de 135 empresas se han comprometido ya a mejorar su comportamiento ambiental al adherirse al programa de ecoeficiencia 2010-2014 de Medio Ambiente. Una de las últimas en hacerlo ha sido Iberdrola. Agustín Delgado, director de Innovación de la eléctrica, explica que incorporarán criterios verdes en sus contrataciones y aplicarán metodología de ecodiseño.

Pregunta. ¿A qué se debe la incorporación de Iberdrola al programa?

Respuesta. En Iberdrola tenemos políticas medioambientales pioneras en todo el mundo. Hemos desarrollado mucha actividad relacionada con el medio ambiente para reducir nuestro impacto o favorecer la biodiversidad. Teniendo en cuenta la fuerza de Ihobe a nivel europeo y su conocimiento, acordamos que podíamos colaborar en impulsar todo este tipo de actividades dentro de la gran empresa. Además, nos da la posibilidad de cooperar con otras empresas. En el ámbito medioambiental no hay competencia, solo colaboración.

P. ¿Qué medidas incorporará la compañía?

R. Además del ecodiseño, la incorporación de criterios verdes en la compra de suministros es otra de nuestras políticas destacadas. En el ámbito de los proveedores tenemos un departamento especializado en la sostenibilidad de la cadena de valor. Esto refleja que no solo nos comprometemos con el medio ambiente en nuestras operaciones, sino que pedimos a nuestros proveedores que sigan nuestros criterios. Las contrataciones ya no se hacen solo en base al precio. Desde hace tiempo enviamos cartas a nuestros proveedores para que nos detallen sus emisiones de CO2 para incorporarlas a nuestra huella de carbono.

P. ¿Cómo asumen los proveedores los requerimientos ambientales que se les hacen?

R. En general, todo el mundo ha asumido la conciencia medioambiental. Además, ayudamos con un pequeño empujon a los proveedores que necesitan encajar estas medidas. Deben tener en cuenta que la ecoeficiencia, más allá de reducir el uso de recursos, tiene un impacto económico enorme en las cuentas. La ecoeficiencia se paga sola. Es importante que las empresas vayamos más allá de lo estrictamente necesario para cuidar el medio ambiente. Somos un ejemplo para la sociedad. Creo que los resultados del trabajo conjunto entre las empresas se están comenzando a ver.

P. ¿Valoran los clientes que las empresas sean verdes?

R. Por supuesto. Una compañía debe tener en sus genes una vertiente económica, social y ambiental. Si no se tiene en cuenta esta premisa, la empresa será de corto o medio plazo. Nuestros clientes prefieren a las empresas que apuestan por las energías limpias. En tiempos de crisis como el actual, hay inversores que solo arriesgan su dinero en empresas que tienen un buen rating de sostenibilidad. Ser verde no es una imagen, es una ventaja, puesto que se utilizan menos recursos de manera más eficiente. Ser verde no es una opción; es una necesidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de agosto de 2011