Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Gastronomía

El 'pintxo', recurso cinematográfico

El Festival de San Sebastián crea una sección con filmes de tema culinario

El Festival de Cine de San Sebastián (www.sansebastianfestival.com) y la Berlinale (www.berlinale.de) han decidido formalizar relaciones. Entre fogones, se entiende. El director de la cita donostiarra, José Luis Rebordinos, presentó ayer una de las principales novedades de la 59ª edición, que se celebrará entre el 16 y el 24 de septiembre: una nueva sección, Culinary Zinema, inspirada en la iniciativa del mismo nombre del festival alemán. Siete cocineros vascos interpretarán en un menú otras tantas producciones cinematográficas ligadas al mundo de la gastronomía. Proyección y degustación en la ciudad con mayor concentración de estrellas Michelin por metro cuadrado.

"Aunque nosotros llevamos ya algunos años con esta sección realmente siempre ha estado en San Sebastián", bromeó el director de la Berlinale, Dieter Kosslick, invitado a la presentación. "He estado 20 veces en Donosti y siempre he comido de maravilla. En Berlín, en cambio, la comida y la bebida son horribles. Tendremos buenas películas, pero unas resacas...", continuó ante un auditorio repleto de cocineros vascos como Karlos Arguiñano.

El estreno de Mugaritz BSO (España, 2011), de Felipe Ugarte y Juantxo Sardón, inaugurará Culinary Cinema. El documental, tejido por el propio Ugarte y el chef Andoni Luis Aduriz, intenta traducir lo que se paladea en una composición musical. Aduriz ofrecerá su propia interpretación de la cinta en su restaurante.

Las proyecciones se completarán con elBulli: cooking in progress (Alemania, 2010), de Gereon Wetzel; El camino del vino (Argentina, 2010), de Nicolás Carreras; Les Émotifs anonymes (Francia, Bélgica, 2010), de Jean Pierre Améris, Jiro dreams of sushi (Estados Unidos, 2010), de David Gelb, Noma-at Boiling Point (Dinamarca, 2010), de Christian Vorting, y Perfect sense (Alemania-Dinamarca, 2010), de David McKenzie. Entre los cocineros de película: Rubén Trincado (El Mirador de Ulía), Roberto Ruiz (El Frontón de Tolosa), Mikel Santamaría (Bokado) y Josean Eizmendi (Illarra).

El director de Zinemaldia añadió que la colaboración va más allá de la simple suma de cine y gastronomía, "porque el Culinary Cinema es una concepción sobre la vida". El acuerdo con la Berlinale contempla el intercambio de información y el desarrollo de actividades relacionadas con la alimentación. El proyecto donostiarra, además, cuenta con la coproducción del Basque Culinary Center. Aunque todavía quedan por concretar algunos aspectos de la nueva sección, como cuántas entradas se emitirán y a qué precio, quedó claro, como subrayó el director de la Berlinale, que "el oso de Berlín quiere mucho a la concha de Donosti".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de agosto de 2011