Francia autoriza la extradición del exdictador Noriega a Panamá

Francia anunció ayer la firma del decreto de extradición a Panamá del exdictador Manuel Antonio Noriega, cerca de un mes y medio después de obtener el visto bueno estadounidense para devolverlo al país centroamericano, en el que tiene cinco condenas pendientes. Se espera que el traslado del exgeneral, que gobernó de facto Panamá entre 1983 y 1989, se concrete en los próximos meses, sobre todo porque solo se demorará si este presentara un recurso de anulación.

El decreto fue ratificado el pasado 6 de julio por el primer ministro francés, François Fillon, y le fue notificado a Noriega el pasado viernes por la fiscalía general de París. El Ministerio francés de Asuntos Exteriores precisó que Noriega dispone ahora de un mes para recurrirlo y, si decide no anularlo, será comunicado oficialmente a las autoridades panameñas, que "tendrán que organizar su traslado con la mayor brevedad". Dado que Noriega cumple condena en París por blanqueo de dinero, la extradición no podrá ser efectiva hasta que se pronuncie en ese sentido un juez de Ejecución de Penas, ante el cual está prevista una audiencia a principios del mes próximo.

Noriega aceptó en agosto del año pasado ser entregado a su país, donde tiene condenas pendientes superiores a 60 años de prisión por cinco sentencias relacionadas con delitos que van desde el asesinato a daños medioambientales. Todas esas penas son firmes y fueron dictadas en ausencia, pero, de acuerdo con el Código Penal con el que fue juzgado y condenado, no superan en la práctica los 20 años de cárcel y podrían ser cumplidas en régimen de prisión domiciliaria, un derecho al que podría acogerse por tener más de 70 años. No obstante, el presidente panameño, Ricardo Martinelli, hizo público a finales de junio su deseo de que en cuanto llegue comparta celda con otros ocho presos en una cárcel en la que no goce de ningún tipo de privilegio.

Manuel Antonio Noriega.
Manuel Antonio Noriega.
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS