Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia dejó en libertad a los inspectores del 'caso Hacienda' al no ver riesgo de fuga

No existe riesgo de fuga, o es neutralizable, porque tampoco han huido de la ley en el tiempo que ha durado el proceso judicial del caso Hacienda (que empezó en 1999). Ese es el argumento principal de la sección novena de lo penal de la Audiencia Provincial de Barcelona para haber dejado en libertad a todos los condenados por la retahíla de delitos de cohecho, falsedad, prevaricación y omisión de perseguir determinados delitos, que implica a cuatro inspectores de Hacienda, al expresidente del FC Barcelona y constructor, José Luis Núñez, y a su hijo, entre otros. También tiene en cuenta el arraigo familiar y empresarial de los culpables, así como la situación económica de alguno de ellos.

La fiscalía pidió el pasado viernes prisión incondicional para el principal condenado, el responsable de la inspección de Hacienda en Cataluña entre 1985 y 1994, Josep Maria Huguet, y para otros dos inspectores, Álvaro Pernas y Manuel Abella, condenados a 13, 12 y 11 años de cárcel, respectivamente, a la espera de la respuesta del Supremo ante los recursos que han presentado contra la sentencia de la Audiencia. El Ministerio Público y el Abogado del Estado consideraron que debido a la gravedad de las penas y a los intereses económicos de alguno de los condenados en el extranjero, existía el riesgo de fuga.

En estos 12 años que ha durado la investigación del caso, los acusados no han manifestado "ninguna voluntad de rebeldía" contra la justicia, expone el tribunal en su auto. La audiencia sí ha decidido como medida cautelar retirar el pasaporte para los ocho principales condenados, entre ellos los Núñez, y la obligación de comparecer cada 15 días en el juzgado.

En el caso de Pernas, la audiencia pide a su abogado la "acreditación más detallada" de los motivos por los que el condenado se encuentra en Santo Domingo y su "exacta localización". El letrado del exinspector comunicó al tribunal que está fuera del país tratándose un cáncer de laringe.

Para el también exinspector Roger Bergua, la fiscalía pidió prisión eludible con una fianza de 50.000 euros; y para el abogado Juan José Folchi, cárcel con una fianza de 300.000 euros. Para los Núñez y su asesor financiero Sánchez Guiu solicitó la obligación de comparecer cada 15 días en los juzgados.

El tribunal admite que nunca puede descartarse la posibilidad de que un condenado opte por fugarse, pero eso, por sí solo, no justifica que en todo caso deba imponerse la prisión provisional, "dado su carácter excepcional y restrictivo", dice la sección novena.

El auto destaca que durante el proceso judicial, que se investiga desde 1999, no se ha adoptado ninguna medida cautelar para los acusados. Y, a pesar de eso, no han eludido su responsabilidad ante la ley.

Por el caso de Hacienda, la Audiencia ha castigado con seis años de cárcel a Núñez padre y a su hijo, Josep Lluís Núñez y Navarro. Bergua ha sido condenado a nueve años de prisión, y el abogado Folchi, a siete años y medio. El asesor financiero Salvador Sánchez Guiu ha sido condenado a seis años de cárcel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de agosto de 2011