El bálsamo de la Cámara Baja

El adelanto de las generales acerca el cierre de una legislatura "histórica" para el PNV en Madrid, donde ha restañado el retroceso institucional sufrido en Euskadi

El adelanto electoral anunciado el viernes por el todavía presidente Zapatero ha puesto fecha al fin de una legislatura "histórica" para el PNV en Madrid. Pocos podían imaginar en 2008 que los seis únicos diputados conseguidos por los nacionalistas en las últimas generales, cuando ni siquiera fueron el partido más votado en Euskadi, iban a bastar para cerrar "los acuerdos más importantes desde los años 80", cuando se obtuvo la gestión de Sanidad. Un "éxito", según acentúan en el propio partido, que ha llegado en el momento idóneo para compensar la merma institucional sufrida con la pérdida del Gobierno vasco y dos Diputaciones.

La debilidad de Zapatero late como argumento principal de unos logros que los nacionalistas han sabido gestionar y cuyo valor supera los 1.200 millones de euros, entre transferencias e inversiones para Euskadi. El PNV puede presumir, y lo ha hecho, como reflejo del cauce central de la política vasca que reclama, de haber acercado el Estatuto de Gernika a su desarrollo íntegro. El propio portavoz jeltzale en el Congreso, Josu Erkoreka, no ha dudado en reconocer que el balance de la legislatura solo puede ser "satisfactorio", tras la consecución de "la mayor cuota de autogobierno" gracias a reivindicaciones anheladas "desde hacía tiempo".

Los nacionalistas han conseguido acuerdos valorados en 1.200 millones
Los éxitos en el Congreso han valido como ariete contra el Gobierno del PSE
La debilidad de Zapatero ha acercado el cumplimiento íntegro del Estatuto
Los logros de Madrid han provocado reticencias en el sector soberanista
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Las transferencias recogidas como contraprestación del apoyo peneuvista al PSOE emergen como la punta de lanza que han esgrimido desde Sabin Etxea como ejemplo de su promesa de "gobernar Euskadi desde la oposición". La de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i) abrió en 2008 un paquete de traspasos al que se incorporaron el pasado año las Políticas Activas de Empleo y en los últimos meses, como consecuencia del apoyo a los actuales Presupuestos Generales, la inspección de trabajo, el personal sanitario de instituciones penitenciarias, el profesorado de religión o el transporte marítimo y por carretera, entre otros.

El Gobierno central ha cumplido "hasta la fecha" todo lo pactado con el PNV. Cesiones que los nacionalistas ni siquiera imaginaban, pese a reclamarlas, hace solo cuatro años. Traspasos que no han culminado. El acuerdo sobre las cuentas vigentes recogía otras ocho transferencias cuyo impulso está previsto para el segundo semestre del año, entre las que figuran las autopistas y los ferrocarriles. En el partido que lidera Iñigo Urkullu dan por hecho que el adelanto electoral no afectará a su desarrollo. El propio Zapatero telefoneó el viernes al presidente peneuvista para garantizarle este extremo.

El 20-N, en cambio, sí dibujará un nuevo escenario político que condicionará las futuras negociaciones del PNV. Aunque en Sabin Etxea entienden que un anticipo de cuatro meses no se puede considerar un adelanto electoral como tal, sí son conscientes de que hasta marzo había tiempo para cerrar nuevos acuerdos en el actual marco de inestabilidad. La lista de reivindicaciones nacionalistas ha menguado con los logros de la presente legislatura, pero su final ni siquiera se adivina. La gestión del régimen económico de la Seguridad Social, de las labores de Salvamento Marítimo, de los aeropuertos y de los puertos de interés general figuran entre los objetivos prioritarios para ahondar en el autogobierno.

Más allá de las transferencias, el grupo de los nacionalistas vascos en el Congreso ha sido capaz también de cerrar importantes inversiones del Estado en Euskadi, como los diez millones de euros destinados a la reparación de los muelles de la ría de Bilbao o las partidas para mantener las obras del Tren de Alta Velocidad. Asimismo, la formación ha cerrado en Madrid el blindaje del txakoli, la denominación en euskera de los tres territorios vascos, la devolución de los archivos históricos del partido incautados durante la Guerra Civil y el franquismo, la continuidad de Petronor o la implan-tación del billete único en Gipuzkoa, aún sin cumplir debido a problemas logísticos.

Muestra de que el PNV ha sabido restañar en la Cámara Baja su retroceso institucional en el País Vasco. Si de un símil deportivo se tratara, se podría afirmar que ha compensado a domicilio lo perdido en casa. Y resentido aún por su salida de Ajuria Enea, pese a ser el principal partido, ha conseguido aprovecharlo como ariete contra el Gobierno vasco del PSE, al que ha logrado perfilar como ninguneado por sus compañeros del PSOE. Los nacionalistas han puesto en evidencia que a los socialistas no les tiembla el pulso a la hora de granjearse el apoyo necesario en el Congreso, aun a costa de quienes defienden sus mismas siglas en Euskadi. "Salvar la casa grande a costa de la pequeña", según un destacado diputado del Congreso.

La debilidad de Zapatero ha llegado en un momento clave para los peneuvistas, que han visto en Madrid la tabla de salvación a su pérdida de poder en Euskadi. Con el diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao, como único representante institucional de primera fila en el País Vasco, la labor del partido en el Congreso ha resultado providencial para no perder cuota de protagonismo y elevar ante la opinión pública a los líderes internos del partido. Como el propio Urkullu, que no ha dudado en abanderar un desarrollo del Estatuto que ha enarbolado como imagen de la "defensa de los intereses de Euskadi", frente a un Ejecutivo vasco al que ha caricaturizado como sucursal del Gobierno central.

El segundo aviso a navegantes ha sido interno y ha impactado contra la línea de flotación del sector soberanista. Una advertencia que se ha confirmado con las elecciones municipales y forales del 22-M. A diferencia del ala moderada del partido, la independentista se ha quedado sin representación al frente de las grandes instituciones. Solo Bizkaia se mantiene como bastión vasco de un PNV que ha evidenciado en Madrid los frutos del diálogo y la búsqueda de entendimientos, en contraposición con una unidad abertzale que parece erigirse como futura adversaria por la hegemonía política en Euskadi.

Las transferencias e inversiones pactadas con el PSOE casi han sido más difíciles de gestionar a nivel interno que en el Congreso, dadas las suspicacias que generaban en el ala soberanista. Quizá por ello, el presidente del partido en Gipuzkoa y cabeza visible de este sector, Joseba Egibar, tuvo que valorar a regañadientes los logros rebañados en la Cámara Baja. La tensión se ha implantado de puertas hacia dentro, precisamente cuando el adelanto de las generales al 20-N, y la configuración de listas que conlleva, ha comprimido aún más la ya sobrecargada agenda jeltzale, que en los próximos meses incluye la renovación interna y la designación del futuro candidato a lehendakari.

Principales logros por años

- 2008. Transferencia de I+D+i (87 millones de euros), adelanto de la edad de jubilación en la Ertzaintza y compromiso para la regeneración de la bahía de Pasaia.

- 2009. Veto a las Políticas Activas de Empleo negociadas por el PSE (300 millones), blindaje del Concierto Económico, 85 millones para inversiones en innovación y devolución del dinero del denominado caso Rover (465 millones).

- 2010. Transferencia de las Políticas Activas de Empleo, el servicio de intermediación laboral, la formación profesional y el Instituto Social de la Marina (472 millones en total); continuidad de Petronor en Muskiz 40 años más; cambio de nombre de los tres territorios históricos; 112 millones más de inversiones en innovación; presencia de las Diputaciones forales en el Ecofin; y compromiso para implantar el billete único de transportes en Gipuzkoa.

- 2011 Inversiones en el tren de alta velocidad, devolución de los papeles del PNV incautados, blindaje del txakoli y 11 nuevas transferencias valoradas en casi 34 millones: Maestros y personal sanitario de instituciones penitenciarias, Inspección de Trabajo, profesores de religión, convalidación de títulos extranjeros no universitarios, transporte marítimo y por carretera, archivos de titularidad estatal..

Tarea pendiente

- 2011. Para el segundo semestre del presente año están pactadas, dentro del acuerdo presupuestario, ocho nuevas transferencias: autopistas, ferrocarriles, seguro escolar, servicios privados de seguridad, crédito y banca, fondo de garantía social, turismo y ejecución de legislación sobre productos farmacéuticos.

-

El desarrollo íntegro del Estatuto incluye la gestión del régimen económico de la Seguridad Social, los aeropuertos y puertos de interés general, la meteorología, el servicio de Salvamento Marítimo, la administración institucional del Ministerio de Industria y el Cedex (Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas)

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS