Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Dan Peek, creador del 'folk' cálido del grupo America

El guitarrista dejó la banda en pleno éxito tras un ataque de religiosidad

Cuando el cantante y guitarrista Dan Peek fundó America junto a Dewey Bunnel y Gerry Beckley y sacaron su primer disco en 1971, muchos vieron en ellos a los nuevos Crosby, Stills & Nash, pero aquella banda estaba destinada a coronar su propia cumbre. Parte esencial de las armonías de America, antes de dejar la formación en 1977, Dan Peek ha fallecido el pasado domingo a los 60 años en las Islas Caimán. El músico protagonizó esa escalada y siempre pudo decir que estuvo en el mejor momento del grupo, cuando sus melodías accesibles de sabor tradicional se convirtieron en un destello triunfal del folk-rock.

Nacido en 1950 en Panama City, Florida, Peek fue hijo de un oficial de la aviación estadounidense. Se pasó la infancia viajando con su familia de un lugar a otro -llegó a vivir en Japón- hasta que en 1963 se mudó a Reino Unido. Allí, en un colegio para hijos de funcionarios y militares estadounidenses, conoció a sus futuros compañeros de banda. Peek conectó pronto con Bunnel y Beckley. Como tantos jóvenes de su generación, los tres tenían auténtica pasión por la música rock y empezaron a tocar juntos en 1967. En plena eclosión jipi, se movieron por el ambiente contracultural de Londres tocando en locales del barrio de Camden.

Eran tres chicos estadounidenses haciendo folk-rock en Londres, pero con la vista puesta en su tierra natal. La añoranza y la necesidad de reivindicar sus señas de identidad en la bulliciosa escena británica les llevó a elegir un nombre ilustrativo para el grupo: America. De alguna manera, sintetizaba el caudal de influencias de las que bebían en su sed de sonidos folk: Buffalo Springfield, Crosby, Stills & Nash, James Taylor o Joni Mitchell. Todos ellos pertenecientes a una generación, de finales de los sesenta, que apostó por las guitarras acústicas de sonidos cálidos y arreglos detallistas.

Esa fue la apuesta de America con su disco homónimo, en 1971, donde también se dejaba notar el legado de armonías vocales de los Beatles o los Hollies. Habían fichado por Warner Brothers y pasaron, de un día para otro, de ser una banda de garitos a grupo de éxito. El álbum, con la canción Horse with no name como sencillo característico, rompió los moldes.

Peek dejó su sello compositivo con temas como Lonely people, Today's the day, Woman tonight o Don't cross the river, que se recogieron en los trabajos Homecoming, Hearts y Hideaway. Se fue en 1977 para buscar una paz interior tras haber conseguido discos de oro y premios. En 1979 volvería a la música con All things are possible, un álbum de música cristiana. Desde entonces vivió retirado con su mujer y su fe. America ha seguido tocando hasta nuestros días, pero Peek hacía tiempo que ya estaba a otras cosas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de julio de 2011