Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Renace el Área Metropolitana de Barcelona, presidida por CiU, pero gobernada por el PSC

Convergència i Unió (CiU) preside desde ayer la nueva Área Metropolitana de Barcelona (AMB), un organismo que los nacionalistas suprimieron en 1987. La AMB supone la fusión de las estructuras y actividades de las entidades de medio ambiente y de transporte, así como de la Mancomunidad de Municipios. En esta nueva etapa, la AMB estará presidida por el alcalde de Barcelona, Xavier Trias (CiU), aunque los socialistas mantienen el gobierno de cuatro de las cinco áreas de gestión.

El gobierno metropolitano sufre pocos cambios respecto a la antigua mancomunidad, ya que se mantiene el cuatripartito formado por el PSC, CiU, ICV y ERC, dejando al PP como único partido en la oposición. La AMB, que se constituyó ayer, invistió a Trias como presidente con los votos de los partidos de gobierno. Pero el regidor convergente asumió el cargo en cuanto alcalde de Barcelona, no como reflejo del poder de la federación nacionalista en la administración metropolitana. Y es que el PSC mantiene su predominio en los municipios del cinturón barcelonés y eso se refleja en los órganos de la institución, como el Consejo Metropolitano (que vendría a ser como un pleno municipal), en el que 41 de los 90 consejeros son socialistas, frente a los 24 de CiU. ICV-EUiA y el PP tienen 11; ERC, dos, y uno es independiente.

El PSC también tendrá cinco de los nueve vicepresidentes del AMB y gobernará cuatro de las cinco áreas: política territorial, transporte y movilidad, medio ambiente y planificación estratégica. CiU se queda solo con el área de desarrollo económico. Además de las competencias heredadas (residuos, agua, parques, playas, vivienda, buses, metro, taxi, etcétera), la AMB asumirá nuevas responsabilidades, como la gestión y el mantenimiento de las rondas de Barcelona, y el fomento de políticas de ocupación.

En su discurso de investidura, Trias aseguró que velará "por la racionalidad económica " y por la austeridad en las instituciones públicas. El presidente de la AMB negó que se vayan a producir duplicidades administrativas, y en caso que se produzcan, "las suprimiremos", dijo.

Con un presupuesto de unos 1.500 millones de euros, la AMB integra 36 municipios de la conurbación de Barcelona, lo que supone más de tres millones de habitantes.

El nacimiento de la AMB fue aprobado por el Parlament hace un año. En 1987, bajo el mando de Jordi Pujol, el hemiciclo acordó la desaparición de la entonces llamada Corporación Metropolitana y su división en las entidades autónomas de transporte y medio ambiente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de julio de 2011