Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Os deseo que os muráis todos de cáncer"

El senador socialista detenido insultó y pegó a los agentes, según las diligencias

"Os deseo que os muráis todos de cáncer". "Sois unos borrachos hijos de puta. Estáis pagados por los putos fachas del PP". "Soy senador y vosotros, más que policías sois unos terroristas". Estas frases aparecen en las diligencias policiales que recogen la detención del senador canario del PSOE y presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, por agredir a agentes del Cuerpo Nacional de Policía, según publican varios diarios.

El político socialista acudió junto con su hijo en la madrugada del jueves a una sauna en Azca y rompió una mesa y una mampara. Fue expulsado. Él y su hijo fueron a comisaría y allí se produjo la agresión a los agentes, según la versión policial.

Curbelo explicó ayer que las "tesis del erotismo y las saunas" son mentira y ha señalado que el origen se encuentra en una denuncia que su hijo Adays, de 26 años, quiso interponer por el trato que habían recibido en un establecimiento. Adays tuvo una discusión con un camarero, fue conminado a abandonar el local y decidieron denunciar el incidente."Soy senador y vosotros, más que policías, sois unos terroristas, unos borrachos. Voy a ir uno a uno a por vosotros. Me quedo con vuestras caras, voy a acabar con vuestras carreras". Con estas palabras se dirigió Curbelo a unos agentes de policía, en la madrugada del jueves.

Según el atestado policial, al que hacen referencia varios periódicos, las tres personas que acudieron a la comisaría de Tetuán mostraban "un evidente estado de embriaguez, dificultad en el habla, boca pastosa, ojos vidriosos, pupilas dilatadas y halitosis etílica y un estado de excitación consecuencia del consumo de bebidas alcohólicas". Los agentes presentes intentaron explicarles los pasos a seguir para presentar la denuncia, sin que al parecer tuvieran mucho éxito.

"Vosotros sois policías y estáis para atender a los ciudadanos, y no queréis atender una agresión", le espetó el presidente del Cabildo de La Gomera a uno de los agentes. "Tú eres un pringao y estás hablando con un senador, no me des la espalda. Te vamos a denunciar por abuso de autoridad", continuó Curbelo. Siempre según fuentes policiales, el hijo del senador, Adays, propinó entonces un puñetazo en el pecho a uno de los policías, por lo que fue inmediatamente detenido.

El atestado recoge cómo el hijo reaccionó violentamente, con comentarios racistas que hacían referencia a la piel oscura de uno de los agentes: "Tu cara no la voy a olvidar en la vida, ni tu familia de Ceuta, que eres un moro".

En ese momento, según el relato policial, Casimiro Curbelo estalla: "Esto es un abuso. Os voy a denunciar por detención ilegal [...] Estáis pagados por los putos fachas del PP, sois unos putos vendidos".

Según declaró el camarero del local al que habían acudido, la actitud de los tres clientes fue desde un primer instante "agresiva, grosera y chulesca" con las chicas del establecimiento, y declaró que en un momento determinado llegó a escuchar como decían: "Yo me meo en las putas, yo no pago a las putas". Curbelo, que compareció ayer en rueda de prensa, niega sin embargo que estuvieran en dicho local.

Por otra parte, el pleno del Cabildo de La Gomera, con los votos a favor del PSC-PSOE y en contra de PP y CC-PNC-CCN, ha rechazado la petición de los grupos de la oposición de dimisión de su presidente, y de crear una comisión de investigación sobre la detención del también senador por la isla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de julio de 2011