Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un joven muere en el tren de aterrizaje de un vuelo de Cuba

Macabro hallazgo el que hicieron ayer al mediodía los operarios de Iberia que están en el edificio satélite de la terminal T-4 del aeropuerto de Madrid-Barajas. En un vuelo de esta compañía procedente de La Habana (Cuba), los trabajadores hallaron el cadáver de un joven de 23 años, Adonis G. B., de nacionalidad cubana. Los agentes del Grupo de Policía Judicial de Barajas se han hecho cargo de las investigaciones, pero están a la espera del resultado de la autopsia, que se realizará hoy en el Instituto Anatómico Forense.

El cadáver fue localizado en el tren trasero de aterrizaje del vuelo de Iberia 6620, que aterrizó en Barajas a las 13.50, según informa Efe. Las primeras investigaciones apuntan a que el joven pudo morir de aplastamiento o como consecuencia de las bajas temperaturas y la presión del aire que alcanza la aeronave cuando está en vuelo. La víctima fue hallada sin ropa en la parte superior del cuerpo.

La víctima presentaba heridas en el tórax y en la cabeza. Fueron los operarios de Iberia los que llamaron a los servicios de emergencia. Al lugar también acudió el juez de guardia de plaza de Castilla, que ordenó el levantamiento del cadáver.

Fuentes del instituto armado no quisieron adelantar la posible causa de la muerte ni las circunstancias en que se produjo la salida de la isla hasta conocer el resultado de la autopsia y contactar con sus homólogos de la policía cubana. La actividad del aeropuerto no se vio afectada por este hecho, ya que se detectó cuando el avión ya había aterrizado y el pasaje había desembarcado, según fuentes del aeropuerto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de julio de 2011