Reportaje:

El XF más asequible

Jaguar refresca la imagen de su berlina deportiva y lanza un turbodiésel de 190 CV

Es difícil hablar de un Jaguar barato, porque el ADN de la marca busca la exclusividad y fusiona la deportividad y la elegancia con esa clase inconfundible que distingue a los mejores coches británicos. Pero la demanda de modelos más asequibles y la necesidad de reducir los consumos y emisiones van a acercar la marca inglesa a más clientes. El nuevo XF 2012 aporta una interesante puesta al día estética, pero sobre todo estrena un motor 2.2 turbodiésel de 190 CV que saldrá en España en septiembre con precios desde 45.900 euros, 7.700 euros menos que el Jaguar actual más básico.

El XF compite con los Audi A6 y BMW Serie 5, y aunque destacaba por su personalidad, le faltaba algo de fuerza en el frontal. Esta puesta al día resuelve la carencia y los nuevos faros bifocales envueltos por una franja de leds en forma de jota afilan su mirada. Además, el nuevo parachoques con detalles cromados en las tomas de aire inferiores, y los cambios del capó delantero, terminan de definir un rostro más seductor. En la zaga cambian también los pilotos y el parachoques, y el interior recibe ligeros retoques y una nueva pantalla táctil en color.

Pero lo más importante es el nuevo motor 2.2 AJ-i4 de 190 CV, que incluye un cambio automático de ocho marchas con un tacto exquisito, y un Start&stop a la última. Se vende desde 45.900 euros y destaca por sus buenas prestaciones y bajos consumos: 8,5 segundos de 0 a 100 km/h y 5,4 litros de media (149 g/km de CO2).

Por último, se mantienen los motores 3.0 V6D de 240 y 275 CV (53.600 y 61.470) -reducen el consumo con la caja de ocho marchas- y las versiones de gasolina V8, de 385 CV (76.110) y la deportiva XKR, con 510 CV (107.141).

Los cambios estéticos del XF 2012 son discretos, pero refuerzan mucho el atractivo del frontal.
Los cambios estéticos del XF 2012 son discretos, pero refuerzan mucho el atractivo del frontal.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS