Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rebelión vecinal por el frenazo al derribo del anillo de Glòries

Las asociaciones de vecinos de Sagrada Família, Poble Nou, Clot-Camp del Arpa y Fort Pienc de Barcelona mostraron ayer su "total desacuerdo" con la propuesta del gobierno municipal de CiU de paralizar el derribo del anillo viario de la plaza de les Glòries. Los vecinos se rebelan contra la propuesta del alcalde, Xavier Trias (CiU), que el jueves no consideró prioritario derribar el anillo viario por el momento de crisis económica, ya que los limitados fondos públicos aconsejan concentrar recursos en otros asuntos.

"Tenemos que recordar que el plan de las Glòries [que prevé, entro otros aspectos, el derribo del tambor central] fue aprobado con el voto, entre otros de su partido, CiU, hace solo cuatro años y que el derribo del anillo y la construcción de los túneles de Gran Via y la Diagonal son uno de los elementos básicos de la reforma de la plaza, sin los cuales no es posible la transformación que está en marcha", señalan los vecinos en un comunicado conjunto dirigido al alcalde.

Los vecinos recuerdan que el derribo comenzó hace tres años y que el proyecto de los túneles ya está redactado. "Estamos de acuerdo en mejorar el proyecto y planificar razonablemente las obras correspondientes, pero sin que esto signifique añadir más años de atraso a los que ya llevamos", añaden. Los vecinos de los cuatro barrios se muestran contundentes: "La actual situación de degradación, contaminación fuera de todo límite legal, sobresaturación de tráfico etcétera, no se puede alargar más y durante más años".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de julio de 2011