El número de viviendas sin vender se estanca en cerca de 700.000

España tardará de tres a cinco años en absorber el grueso del excedente - La costa mediterránea acumula la mayor bolsa de pisos nuevos vacíos

La herencia de la burbuja inmobiliaria en forma de pisos nuevos sin comprador siguió casi intacta en 2010. Un total de 687.523 residencias sin estrenar tenían colgado el cartel de se vende a finales del pasado año, según los datos hechos públicos ayer por el Ministerio de Fomento, que resaltó la cifra como "el primer descenso [del excedente] tras cinco años de subida". Se ha reducido, sí, pero de forma más que tímida, un 0,08% respecto al cierre de 2009. Es decir, hay 521 viviendas menos por colocar, pese a que las ventas se vieron impulsadas de forma artificial el año pasado ante la subida del IVA, primero, y por la expectativa de la retirada de parte de las desgravaciones por compra de vivienda, después. En 2011, el mercado ha vuelto al letargo, con una caída del 44% en las ventas durante el primer trimestre debido a la expectativa de que los precios sigan bajando.

Los expertos calculan que el mercado tardará al menos de tres a cinco años en absorber el excedente de viviendas, pero hay zonas donde la purga tardará aún más tiempo. Es el caso, por ejemplo, de la costa mediterránea, que concentra casi la mitad de los pisos nuevos vacíos. La Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha y Murcia son las autonomías con más inmuebles sin vender en relación con su parque de viviendas. Páginas 18 y 19

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0006, 06 de julio de 2011.