Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tribunal fija el acto previo para juzgar a Camps por cohecho

La sala rechaza acumular más delitos a la causa porque retrasarían el juicio

El juez José Flors decidirá el próximo 12 de julio, en la audiencia preliminar del caso de los trajes, el futuro judicial inmediato de Francisco Camps, según señaló ayer en un auto el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) valenciano. El presidente de la Generalitat está imputado junto a otros tres ex altos cargos por aceptar regalos de la trama mafiosa Gürtel: en total, 40.000 euros en trajes, americanas, zapatos y prendas de vestir que la red les pagó presuntamente entre 2005 y 2008.

Según la investigación, la trama colmó de dádivas a numerosos cargos del Gobierno y el PP valencianos mientras resultaba beneficiada por contratos millonarios adjudicados a dedo o parcelados para eludir los controles de legalidad de las Administraciones públicas. En paralelo, el entramado de empresas de Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Pérez, El Bigotes, habría participado en la financiación ilegal del PP, sirviendo de vehículo a las aportaciones que ocho constructoras hicieron a sus campañas. Por estos supuestos delitos (electoral, falsificación en documento mercantil, cohecho y prevaricación) el tribunal ha imputado a un buen número de cargos relacionados con la cúpula del PP valenciano.

La Sala Civil y Penal del TSJV resolvió en el auto conocido ayer no acumular la investigación de esos nuevos supuestos delitos a la causa de los trajes, en la que están imputados además de Camps, Ricardo Costa, Víctor Campos y Rafael Betoret, como habían solicitado la Fiscalía Anticorrupción y la acusación popular de los socialistas. La negativa del tribunal tiene como consecuencia la aceleración del procedimiento por cohecho pasivo impropio contra el presidente. Si se hubiera acumulado, el enjuiciamiento podría haberse retrasado hasta cuatro años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de julio de 2011