La policía vincula el patrimonio de un exedil del PP a una contrata

Juan Roselló atesora un capital de 2,7 millones desde 1998

Juan Roselló, exedil del PP de Calp (Alicante), ha atesorado un patrimonio inmobiliario de 2,7 millones de euros desde 1998, cuando el gobierno municipal del que formaba parte adjudicó el contrato de recogida de la basura del municipio a la empresa Colsur, propiedad de Ángel Fenoll. La policía cree que hay "indicios más que suficientes" para vincular ese enriquecimiento con la concesión del contrato.

El sumario que investiga esta supuesta trama político-empresarial en Calp es una de las piezas separadas del caso Brugal, relacionado con la gestión de las basuras. Según la policía, el empresario Fenoll -presunto cabecilla de la trama en Alicante- pagó 600.000 euros a concejales y técnicos de Calp (ciudad de 30.000 habitantes, más de la mitad extranjeros). Juan Roselló era concejal de Turismo y Comercio cuando se produjo la adjudicación.

El informe policial que recoge el patrimonio de Roselló y su esposa, Amparo Femenía, revela que invirtieron entre 1998 y 2008 casi 2,7 millones de euros en inmuebles, de los que 920.000 fueron pagados en metálico y 1,82 millones a través de 10 préstamos hipotecarios, la mayoría a 20 años.

Pagos en metálico

Entre febrero de 2000 y junio de 2002, Roselló y su esposa adquirieron cuatro adosados, una finca rústica y otra a nombre de la empresa Viajes Romar, de Roselló, con un chalé de tres plantas, por los que pagaron casi un millón de euros: 780.000 en efectivo y el resto con un préstamo hipotecario. Un pago de 312.526 euros se hizo en metálico, "no acreditando ante el notario el cumplimiento de la declaración de este movimiento de capital", según el informe. Además, la escritura no se elevó a pública hasta marzo de 2010.

Junto a Roselló, la policía incluye en la trama de las comisiones por esta contrata a Francisco Artacho, cuñado de Roselló, y al exconcejal de Hacienda Fernando Penella (PP).

Por otra parte, el Ayuntamiento de Calp, gobernado por el PP con mayoría absoluta, aprobó ayer el plan de retribuciones de la nueva Corporación. Durante el debate, la oposición acusó al gobierno municipal -que preside el también diputado autonómico César Sánchez- de incumplir su promesa de austeridad. El primer edil optó por ejercer de alcalde sin sueldo, aunque percibirá 61.000 euros por su escaño en las Cortes valencianas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 02 de julio de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50