Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Bote para hacer películas

Donostia Films organiza el primer foro de crowdfounding en San Sebastián - Un revolucionario sistema de financiación colectiva

Andoni Agirregomezkorta definió ágil en seis palabras el crowdfunding: "El bote de toda la vida". El actor y presentador de Vaya Semanita hizo de maestro de ceremonias durante la presentación ayer, en el Koldo Mitxelena, del primer foro que se celebra en San Sebastián, organizado por Donostia Films, sobre una herramienta de financiación colectiva basada en aportaciones individuales. Una alternativa a las financiaciones tradicionales que se extiende como la pólvora entre los creadores, sobre todo ahora en época de crisis.

Películas, libros, discos, festivales o cualquier forma de creación, el crowdfunding permite conseguir la participación de miles de personas para sacar adelante proyectos que muchas veces no saldrían al mercado de otra forma.

Esta fórmula ofrece a los inversores el poder implicarse en el proyecto

Sandy Lieberson: "El creador es el promotor y gestor de su producto"

Esa implicación no solo es económica. Los expertos de las plataformas de esta herramienta de financiación aseguran que lo "más bonito no es conseguir dinero sino que el público se implique y disfrute del proyecto en su proceso", explica Jonás Salas, fundador de Verkami. Este catalán montó la empresa para creadores independientes junto a su padre y su hermano hace seis meses. Desde entonces han conseguido sacar adelante 50 proyectos con la participación de 6.000 personas que han aportado 170.000 euros. Pero además, el 85% de los proyectos han acabado con éxito.

¿Qué obtienen los mecenas a cambio? Lo llaman recompensas. Si uno participa en la edición de un libro puede conseguir, por ejemplo, desde un ejemplar dedicado, una cena con el autor o cualquier oferta original que se le ocurra al creador. Pero lo que sí obtienen es "la posibilidad de participar en los orígenes del proyecto y de vivirlo en primera persona", apunta Salas.

Sentado en primera fila, Sandy Lieberson (Los Ángeles, 1936) sigue con interés las presentaciones de las principales plataformas de crowdfunding como Verkami, Goteo o Fandyu, antes de abrir el micro con su ponencia, una de las más esperadas. El ejecutivo de producción de películas como Alien, Thelma y Louise o Blade Runner, entre otras, es un estudioso de esta financiación que considera una auténtica revolución: "El creador tiene más trabajo porque se convierte en promotor y gestor de su idea. Tiene que hacer el producto, venderlo y distribuirlo. Resulta muy interesante".

El activista es la primera película interactiva, transmedia que ha batido todos los récords en la primera ronda de financiación al superar la cifra de 300.000 euros. La película inició ayer en el marco del foro la segunda ronda para recaudar dinero. Otro caso es el de un cocinero y un ilustrador que han sacado un libro 100 vinagretas de autor gracias a los 2.500 euros que recaudaron. Pero, además, fruto de la gestión para vender su producto les salió trabajo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de julio de 2011