El fiscal recurre la puesta en libertad del exjefe de policía de Coslada

La Fiscalía de Madrid ha recurrido la puesta en libertad el pasado 14 de junio del exjefe de la Policía Local de Coslada Ginés Jiménez, acusado de estar al frente de la mayor red de corrupción policial de España. El representante del ministerio público mantiene que el ex alto cargo policial puede seguir intimidando a testigos e intentando destruir pruebas para evitar su condena. Mientras, Jiménez asegura que jamás había visto una resolución similar por parte del fiscal y que se siente "víctima de un acoso policial y de un linchamiento corporativo".

El recurso de apelación se basa en que ya intentó coaccionar a una testigo el pasado diciembre, por lo que fue detenido. Supuestamente, intentó que la mujer retirara la denuncia y dijera que su testimonio era falso. Ella acudió a una cita con Jiménez en un bar de San Fernando de Henares, grabó toda la conversación y se la entregó a la policía.

La titular del Juzgado número 21 de la plaza de Castilla, que instruye el llamado caso Coslada por la Operación Bloque, ordenó el ingreso en prisión provisional y sin fianza de Jiménez por este posible delito. El pasado 14 de junio, el antiguo responsable policial salió de la prisión de Estremera en libertad provisional con cargos, pendiente de comparecer ante la magistrada cuando sea requerido para ello.

Inducción al delito

El propio Jiménez contraatacó y denunció a algunos mandos de la Brigada Provincial de la Policía Judicial por un supuesto delito de inducción al delito, al forzar a una testigo protegido a entrevistarse con él para después imputarle un delito y encarcelarle.

Jiménez apeló ayer, en conversación telefónica con este periódico, a la fiscalía para que aplicara el principio de legalidad e imparcialidad en su procesamiento. "He consultado con penalistas expertos y no conocen casos en el que el fiscal recurra la decisión de la magistrada. El delito de por sí no era para una prisión preventiva y menos para un recurso", añadió el exjefe de Coslada.

"La Fiscalía de Madrid se une en esa persecución que estoy sufriendo. El sumario ha avanzado tanto que se está demostrando mi inocencia, por lo que me preocupa que el ministerio público no busque la verdad, como es su obligación y se dedique a apoyar a determinados grupos de la Policía Judicial", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 01 de julio de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50