Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo de 13 profesionales del teatro impulsa una nueva sala en Zorrozaurre

Un grupo de 13 profesionales vascos de la danza y el teatro impulsa la apertura de un nuevo espacio de exhibición en Zorrozaurre. La sala, con capacidad para acoger a unos 300 espectadores, esta ubicada en un pabellón industrial de la zona de Zorrozaurre. Bajo la denominación Pabellón Nº6 el proyecto se define como "de iniciativa privada y autogestionado".

Los promotores de la iniciativa son profesionales de las artes escénicas, como los actores Ramón Barea, Irene Bau, Patxo Tellería, Pako Revueltas, Nagore Navarro, Borja Ruiz, Nuria M. Cres y Ander Lipus, las bailarinas Matxalen Bilbao y Blanca Arrieta, el músico José Urrejola, el artista y escenógrafo José Ibarrola, y el escritor y crítico Josu Montero.

Los promotores de Pabellón Nº 6 están esbozando la programación para abrir el espacio al público en los próximos meses. Las tareas previas a la inauguración incluyen la búsqueda de financiación. Con este objetivo han organizado la entrada de socios fundadores a través de la denominada "venta de butacas". Con una cuota mínima de 150 euros los socios fundadores comprarán de forma simbólica una butaca del nuevo espacio, lo que les dará entrada libre a todas las actividades. Esperan reunir a 200 socios fundadores, para llegar a un mínimo de 30.000 euros. La cantidad máxima que particulares, empresas o instituciones deseen abonar no tendrá límites. "Serán cómplices del proyecto", explican.

Las actividades de Pabellón Nº6, un nombre que han tomado prestado de un relato de Chéjov, dedicarán una atención preferente a la danza y el teatro realizado por profesionales del País Vasco, pero abiertas a invitados foráneos.

"Creemos firmemente que las artes escénicas nos unen y nos retienen", afirman los promotores. "El teatro, la danza, las poéticas del cuerpo, ensanchan el alma -nuestra capacidad de comprensión- y alimentan nuestra alegría. El público, todos nosotros, paga su entrada para que lo saquen de sí mismo y, maravillosa paradoja, le abran una ventana que tal vez acabe dando a su más oscuro patio trasero", añaden. [Más información en www.pabellón6.org]

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de junio de 2011