Reportaje:

La ola de voces de mujer

La literatura vasca asiste a una creciente presencia de escritoras - Las editoriales rechazan que la publicación responda a estrategias de mercado

El premio Zazpi Kale, con el que la Feria del Libro de Bilbao distingue a las obras escritas en euskera de más éxito de ventas en la anterior edición, ha sido en 2011 para Eider Rodríguez (Rentería, 1977), por su tercer libro Katu jendea, en el que reúne siete relatos. En la anterior edición fue Katixa Agirre (Vitoria, 1981) - autora de Habitat, otro volumen de cuentos- la premiada.

Años antes, la primera novela de Karmele Jaio (Vitoria, 1970) Amaren eskuak tuvo el reconocimiento de los libreros de Bilbao con el Zazpi Kale y el de los de Guipúzcoa, que le entregaron el Euskadi de Plata por las ventas del Día del Libro en San Sebastián. Las editoriales prestan una creciente atención a los originales firmados por mujeres, más abundantes en los últimos años, y sus libros acaban llegando a las librerías. A la nómina de autoras de Elkar se han sumado en los últimos años Irati Jiménez (Mundaka, 1977), Katixa Agirre y Uxue Alberdi (Elgoibar, 1984). En la editorial Alberdania han publicado Irati Elorrieta (Algorta, 1979) y Garazi Goia (Segura, 1978).

"Es un síntoma de normalización", dicen tanto editores como autoras

Otras escritoras, como Jasone Osoro, Uxue Apaolaza o Yurre Ugarte, confirman que la presencia de mujeres en la literatura en euskera sigue una tendencia ascendente. El editor de Alberdania, Jorge Giménez, encuentra en la eclosión de escritoras un síntoma de normalización de la literatura en euskera. "Es una especie de aggiornamiento", dice. "En otras lenguas se vivió anteriormente". Giménez advierte que habla el lector más que el editor cuando señala que como en otras literaturas, encuentra mayor diversidad en las voces femeninas. "Las escritoras están más comprometidas en la búsqueda de un estilo personal, por encima de las tendencias del momento o la pertenencia a una generación".

Giménez reconoce que en este momento tiene más esperanzas ante un original firmado con nombre femenino. "Con toda rotundidad: la riqueza y la fuerza literaria es mayor", defiende.

¿Se publican más obras de escritorias por estrategia editorial? "¡Más estrategias quisieramos tener!", lamenta Ainitze Mendizabal, de la editorial Elkar. "Cuando surgieron Katixa [Agirre] y Uxue [Alberdi] fue una novedad, pero ahora no se publican obras en euskera de mujeres por una estrategia de mercado. No se dan las circunstancias; tienen que existir los materiales y en eso las editoriales poco tienen que hacer".

Mendizabal añade que no existe la discriminación positiva a la hora de editar. "A nadie se le publica por ser mujer", asegura. "Son escritoras con voluntad de escribir y de publicar. Y lo hacen bien". Eider Rodríguez cree que la aceptación que entre el público han tenido las escritoras en euskera por "la sed de otros puntos de vista". "Si siempre publican hombres heterosexuales, blancos y de entre 40 y 50 años, cuando aparece un escritor negro o gay la gente lo lee con ganas. Todo lo que se sale del canon tiene la aceptación del público", dice.

Karmele Jaio, escritora y periodista, también destaca el avance hacia la normalización de la literatura en euskera implica que publiquen las mujeres, aunque la literatura sea una actividad en paralelo a otro trabajo con el que se ganan la vida. Rodríguez es profesora en San Sebastián, Elorrieta trabaja en Alemania y Goia es ingeniera de telecomuniciones y ejerce su profesión en Londres, empleada en la BBC. La autora de Amaren eskuak recuerda a Virginia Woolf para reivindicar "una habitación propia" para escribir. "Propia y que no te la invadan", añade al referirse a los problemas para conciliar la vida profesional y la familiar con la escritura, mientras atiende a uno de sus dos hijos. "Nos tenemos que acostumbrar a que aparezcan mujeres en la literatura, como en tantos otros campos".

La tendencia parece no quebrar. Erein puso en marcha el pasado año la colección infantil Neskatilak, con libros escritos e ilustrados por mujeres. Y Alberdania, por ejemplo, anuncia la publicación de traducciones para otoño (Burbujas, de Irati Elorrieta, vertido al castellano por ella misma) y otras obras de escritoras tanto en euskera como en castellano para 2012.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 26 de junio de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50