Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siria intensifica la represión en las ciudades del norte

Desplegados los tanques y helicópteros, y controlada por el Ejército la ciudad de Jisr al Shughur, las tropas del régimen sirio se esforzaban ayer por mantener a raya las poblaciones que rodean esta ciudad, a 20 kilómetros de la frontera con Turquía y epicentro de la rebelión contra el dictador desde hace 10 días. Vecinos de estos pueblos llegados a territorio turco aseguraban ayer que los uniformados a las órdenes de Bachar el Asad detuvieron a cientos de personas en esas localidades.

Los testimonios de quienes huyen a Turquía hablan de saqueos y de quema de propiedades y campos de cultivo. "Cuando llegan a una casa vacía, derriban la puerta y roban lo que encuentran. Si no pueden robar, queman la casa", afirmaba un testigo a la cadena BBC. La consecuencia es que el éxodo de civiles crece cada día.

Ya son casi 9.000 los refugiados en los cuatro campamentos montados por las autoridades turcas. Las organizaciones de derechos humanos aseguran que suman ya 1.300 los muertos por la represión.

El Ejército tomó Jisr al Shughur el domingo y ayer movía blindados y personal hacia la ciudad de Maarat al Numaan, a una treintena de kilómetros y donde ya han brotado también protestas contra el régimen. Se trata de una región donde ya fueron reprimidos con saña -murieron decenas de miles de personas- alzamientos contra el régimen hace 30 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de junio de 2011