Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un funcionario de Alcalá muere al caer desde un edificio

Un trabajador del Ayuntamiento de Alcalá de Henares (203.900 habitantes) murió a mediodía de ayer al caer desde el tejado de un edificio municipal, situado a unos siete metros de altura y que estaba reparando, según informó un portavoz de Emergencias 112. La víctima no llevaba puesto el arnés de seguridad, lo que, según han denunciado los sindicatos, podría haberle salvado la vida. En lo que va de año, han muerto en accidente laboral 40 personas.

El siniestro se produjo a las 12.15 en el número 130 de la avenida Complutense, en las instalaciones del Parque Municipal de Servicios de Alcalá de Henares. Según informó UGT, el trabajador era un oficial de primera que trabajaba para el Ayuntamiento desde hacía 25 años en la Brigada del Agua. Estaba realizando trabajos de mantenimiento sobre el tejado de uralita del edificio, cuando este cedió. Eso motivó que el hombre cayera al vacío desde unos siete metros.

El trabajador se golpeó con la cabeza en el suelo, lo que le produjo un fortísimo traumatismo craneoencefálico y facial, además de golpes por todo el cuerpo. Al lugar acudió una UVI móvil del SUMMA, cuyos facultativos hallaron a la víctima inconsciente. Intentaron reanimarlo durante media hora, pero al final solo se pudo certificar su muerte.

UGT denunció ayer que el Ayuntamiento no había nombrado como correspondía un responsable de prevención de reisgos para trabajos en altura, como el que estaba haciendo la víctima. El sindicato culpa de la muerte al incumplimiento de la normativa laboral vigente.

Este periódico intentó recabar, sin éxito, la versión del Ayuntamiento de Alcalá.

Mayor siniestralidad

UGT recordó que el número de accidentes laborales suele incrementarse con la llegada del verano, debido al aumento de la actividad en el sector de la construcción y de los servicios. Por eso, hizo un llamamiento a los trabajadores y a los empresarios para que incrementen las medidas de seguridad. También solicita a las Administraciones un mayor control de la inspección.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de junio de 2011