Solo quedan cinco Gobiernos socialistas en la UE

La izquierda está desapareciendo del mapa político europeo. Tras la derrota de los socialistas portugueses, los partidos de inspiración progresista gobiernan solo en cinco de los 27 países de la Unión Europea: España, Grecia, Austria, Eslovenia y Chipre.

La crisis financiera incubada en los meandros más oscuros del capitalismo y estallada en 2008 con la quiebra de Lehmann Brothers hizo pensar a muchos analistas que la socialdemocracia europea tenía al alcance de la mano la apertura de un gran ciclo político expansivo. Sin embargo, una nefasta mezcla de malas gestiones, ideas escasas y confusas, y liderazgos débiles y poco inspiradores ha desangrado a la izquierda europea.

Aunque parezca otra era política, hace tan solo 12 años la Unión Europea era prácticamente un club para progresistas. En 1999, Schröder gobernaba en Berlín, Blair en Londres, Jospin en París y D'Alema en Roma. En conjunto, 11 de los entonces 15 miembros de la UE eran dirigidos por Ejecutivos de inspiración izquierdista.

Más información

Si la oscilación del péndulo político es generalmente síntoma de salud de un sistema democrático, la desbandada de la izquierda europea en los últimos años sugiere una alarmante escasez de ideas y líderes que empobrece las sociedades. Incluso en sus feudos históricos y tradicionalmente fértiles de proyectos -como en Suecia- la socialdemocracia está contra las cuerdas.

En algunos países importantes como Alemania, Francia o Italia, la izquierda ha dado últimamente alguna señal de recuperación en elecciones locales o sondeos. El rebrote, sin embargo, parece motivado más por el demérito de los gobernantes en el poder que por la consolidación de alternativas políticas sólidas y creíbles.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 07 de junio de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50