Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
BARCELONÈS Y BAIX LLOBREGAT | Elecciones municipales

Badalona se rinde a la xenofobia del PP

Las urnas confirmaron ayer las estimaciones que se habían realizado en Badalona las últimas semanas. El Partido Popular se alzó como la fuerza más votada con 11 concejales, 4 más que en 2007, y a 3 de la mayoría absoluta. Son los mejores resultados que ha obtenido en su historia y ratifican hasta qué punto ha calado el discurso del PP, que ha centrado su campaña en los problemas de inseguridad y civismo que, a su juicio, generan algunos inmigrantes en Badalona, con 220.000 habitantes, tercera ciudad más poblada de Cataluña.

Unos 250 seguidores del partido jalearon al líder popular, Xavier García Albiol, en su sede. "Los ciudadanos de Badalona han expresado sus deseos de cambio, y ahora espero que el resto de partidos respeten esto y dejen a un lado actitudes partidistas", dijo.

Albiol desbanca a Serra con su cóctel de inmigración e inseguridad

A partir de ahora, se abre la veda para hablar de pactos en el Consistorio. El PSC de Jordi Serra, que hasta ahora ocupaba la alcaldía, ha mantenido los resultados que obtuvo en los pasados comicios y conserva sus nueve representantes en el Ayuntamiento. CiU, que gobernaba en coalición con los socialistas, consigue cuatro (cinco en 2007), y la tercera pata del tripartito, ERC, pierde a su único concejal. Estos resultados solo dejan una vía al PSC para conservar la vara de mando en Badalona: conseguir un pacto con CiU e ICV, que obtiene tres ediles y que ya formó parte del gobierno municipal. El PP, por su parte, tendrá que buscar un aliado en sus rivales políticos, alianza que con cualquier formación se antoja por ahora difícil. La campaña de Albiol hace que sus contrincantes le miren con malos ojos.

En la vecina Santa Coloma de Gramenet, el caso Pretoria de corrupción urbanística ha pasado factura al PSC, que pierde la mayoría absoluta. La formación está ahora liderada por Núria Parlon -que por primera vez se sometía al escrutinio de las urnas- y pasa de 17 concejales a 12, aunque continúa como la fuerza más votada. De la fuga de votos se han beneficiado el resto partidos. Aunque destaca la xenófoba Plataforma per Catalunya, que entra en el Consistorio con tres representantes. El PP (cinco), ICV-EUiA (tres), CiU (dos) y la plataforma vecinal Gent de Gramenet (dos) completan la nómina de representantes.

En la segunda ciudad más poblada de Cataluña, L'Hospitalet, también se mantiene la hegemonía socialista, aunque el PSC pierde nuevamente la mayoría absoluta. Núria Marín se presentaba por primera vez y su partido ha obtenido en las urnas 13 representantes, cuatro menos que en 2007. Tras él, el PP ha conseguido seis concejales, CiU cuatro, e ICV-EUiA obtiene dos. También se abre hueco PxC, liderada por Josep Anglada, que consigue dos concejales.

El PSC también se mantiene como la fuerza más votada en otros municipios del Barcelonès y Baix Llobregat, aunque perdiendo algo de fuelle, como sucede en Cornellà, con 14 representantes (16 en 2007), Sant Adrià de Besòs, con 11 (15). En Castelldefels, el PP se ha alzado como primera fuerza. Y en El Prat de Llobregat, un mandato más, se ha impuesto Iniciativa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de mayo de 2011