Don Juan Carlos visita Marraquech tras el atentado

La estancia privada del Rey, huésped de Mohamed VI, durará cuatro días

El Rey de España inició, el miércoles por la tarde, una visita privada a Marraquech seis días después del atentado que costó la vida a 16 personas, en su mayoría turistas, en la célebre plaza Yemaa el Fna. Es un viaje con el que "expresa solidaridad", señaló ayer el diario Al Ahdat al Maghrebia de Casablanca, que da por descontando que durante su estancia acudirá al lugar del atentado para depositar un ramo de flores.

El jefe del Estado ya envió de inmediato a Mohamed VI un telegrama de pésame y habló por teléfono con él. Ambos acordaron entonces que don Juan Carlos efectuaría enseguida el viaje privado a Marruecos, apalabrada en agosto por teléfono durante una conversación que sirvió para superar la tensión en Melilla, y además iría a Marraquech.

Más información
El terrorista de Marraquech hizo la bomba en seis meses

La Zarzuela anunció esa visita casi 24 horas después de su inicio y ni siquiera precisó el lugar elegido en Marruecos. Ningún miembro de la familia real ni del Gobierno le acompañan. La ministra Trinidad Jiménez rehusó, en Roma, comentar el viaje. El monarca aterrizó en el aeropuerto de Menara (Marraquech) donde le esperaba su anfitrión. Se aloja en el palacio Jnane Lekbir donde ya se hospedaron varias veces, de vacaciones, el presidente Nicolas Sarkozy, y su esposa, Carla Bruni.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS