Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones municipales y autonómicas | Los populares en campaña

El líder del PP busca el voto de las mujeres

Rajoy se fotografía con 200 candidatas a Ayuntamientos y comunidades

Una de las preocupaciones del presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, en este inicio de campaña es incrementar el respaldo del voto femenino a las listas electorales de su partido. Desde siempre, el líder de la oposición ha tenido un problema con eso. Zapatero arrasaba ahí. Tanto que el propio Manuel Fraga llegó a plantearlo en un comité ejecutivo como un problema que había que afrontar.

Para eso, entre otras cosas, el PP montó ayer un acto especial, distinto. Rajoy se rodeó de más de 200 candidatas municipales del PP. Fue el único hombre en la foto. Los populares presentan esta vez cuatro candidatas a presidir comunidades autónomas: Esperanza Aguirre (Madrid), Dolores de Cospedal (Castilla-La Mancha), Luisa Fernanda Rudi (Aragón) e Isabel Pérez Espinosa (Asturias).

"Las candidatas del PP son las mejores entre las mujeres y los hombres"

El dirigente popular se enorgullece de no reservar cuotas

El PP sigue sacando al PSOE menos diferencia en voto femenino que en voto masculino, pero ha logrado un salto brutal. Si en 2008 el PSOE le sacaba al PP 10 puntos en este voto (47% a 37%), ahora es el PP quien saca cinco a sus rivales socialistas (42% a 37%), según las estimaciones del CIS.

Todas las candidatas autonómicas convocadas ayer en Madrid, en el Centro Cultural Galileo, contestaron una pregunta sobre su programa de la periodista Pilar Cernuda, que presentó el acto. Aguirre defendió su polémica propuesta de libertad total de elección de colegios, rompiendo las zonas, sobre la que el Partido Popular no se ha pronunciado. Rajoy, por el contrario, lanzó el habitual discurso cerrado sin aceptar una sola pregunta. Es su apuesta, y parece que piensa mantenerla. De hecho, le da buen resultado, al menos según las encuestas.

El líder popular reivindicó a todas las mujeres del PP -se presentó un vídeo con la exministra fallecida Loyola de Palacio como gran protagonista- y recordó que este partido no tiene cuotas, a diferencia del PSOE. Y presumió de ello: "Estáis aquí por inteligencia y méritos. Nuestras candidatas han sido escogidas no por ser las mejores entre las mujeres, sino por ser las mejores entre las mujeres y los hombres. Eso lo sabe todo el mundo, nadie lo puede negar. Por eso estamos orgullosos de que haya muchas mujeres en el Partido Popular".

"Aquí está la primera presidenta del Senado, la primera del Congreso, alcaldesas de ciudades importantes. Tenemos a la secretaria general [Dolores de Cospedal], a la portavoz parlamentaria (Soraya Sáenz de Santamaría) y a la vicesecretaria de Organización (Ana Mato). Y en esos puestos, enfrente [en alusión al PSOE] están Pepiño, Marcelino Iglesias, Alonso y Gaspar Zarrías", remató.

El equipo de Rajoy, que a veces busca un mensaje más personalista, estilo americano, le preparó el momento emotivo del mitin. El líder del PP leyó una carta que le había entregado el novio de una joven de 29 años en Los Barrios (Cádiz). En ella le decía que estudió, que sabe idiomas, que se pagó los gastos de los años de carrera trabajando de camarera pero solo le ofrecen puestos de becaria de 400 euros, y le pedía una cosa: "Señor Rajoy, llegue al Gobierno cuanto antes, porque Zapatero no fabrica ni remienda sus zapatos". A esta joven, una especie de remedo de la conocida niña de Rajoy -de la que no se facilitó el nombre-, el líder del PP le prometió poner las condiciones para que se cree empleo en España, aunque no detalló cómo. A modo de guinda de una intensa jornada con parada en Huelva, Rajoy abrió la campaña en Sevilla, una ciudad que el PP da por segura y que, con Castilla-La Mancha, debería simbolizar el vuelco de los populares en estas elecciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de mayo de 2011