Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Ola de cambio en el mundo árabe

Los islamistas de Egipto forman un partido político

Los Hermanos Musulmanes presentaron ayer en sociedad a los que serán los líderes de su nueva formación política, denominada Partido de la Libertad y la Justicia, con la que vuelven a la legalidad democrática después de medio siglo proscritos. Esta nueva formación, que anunciaron el pasado 21 de febrero, no será un partido religioso, sino "civil con un referente islámico".

Así lo aseguró durante una rueda de prensa celebrada en la nueva sede de la organización el secretario general de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Mahmud Hussein, quien anunció que Mohamed Mursi, del ala más moderada y reformista, será el nuevo presidente de la formación; ha sido diputado como independiente en el Parlamento egipcio y portavoz del grupo islamista durante la legislatura de 2000 a 2005. La decisión ha sido tomada por el centenar de miembros que forman parte del máximo órgano, durante las reuniones celebradas este fin de semana.

El Partido de la Libertad y la Justicia tiene previsto presentar candidatos a la mitad de los escaños en las elecciones parlamentarias de septiembre, según el comunicado leído ayer. Sin embargo, no presentarán ningún aspirante a las presidenciales.

Ilegales, pero tolerados

Hasta las pasadas elecciones, celebradas en diciembre de 2010 y marcadas por el fraude, los Hermanos Musulmanes eran la principal fuerza opositora de la Cámara baja. Habían conseguido hacerse con el 20% de los parlamentarios presentándose como independientes. Eran ilegales, pero estaban tolerados.

Su paso a la legalidad como nueva formación política abre la incógnita sobre el tipo de perfil que presentarán. Los Hermanos se niegan a que un cristiano o una mujer asuman la presidencia de Egipto y no han aclarado cuál será la postura de la Libertad y la Justicia.

Sin embargo, han asegurado que el partido incluirá a coptos. Y que cumplirá con lo establecido en la Constitución egipcia, que sigue prohibiendo los eslóganes religiosos. No se han pronunciado sobre si pedirán la aplicación de la sharia o ley islámica.

Junto a Mursi, estará en la vicepresidencia Essam el Arian, además de Saad Katatni, su secretario general. Los tres formaban parte hasta el momento de la cúpula política de los Hermanos Musulmanes y deberán coordinar sus posiciones con la hermandad, aunque manteniendo su independencia orgánica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de mayo de 2011