Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE critica al líder del PP por callar ante "las insidias"

Para el PSOE, el expresidente del Gobierno José María Aznar es responsable de una campaña de "sospechas, insidias y mala intención" que perjudica a la economía española. Y el actual líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, otorga con su silencio al respecto, y "no le corrige seguramente porque le debe su puesto". Así lo dijo ayer la dirigente socialista Elena Valenciano en una rueda de prensa en la sede de su partido, en la que reclamó a uno y otro que no socaven la confianza internacional en el país.

En su opinión, "todo el mundo sabe" que las dificultades a las que ha hecho frente el Tesoro para colocar deuda pública ayer se debieron "a las tensiones" que afectan a las economías de Grecia (envuelta en una tormenta por los rumores, desmentidos por el Fondo Monetario Internacional, sobre una posible reestructuración de su deuda) y Portugal (que negocia estos días las condiciones de su rescate financiero).

Agenda oculta del PP

"Cuando la deuda nacional se encuentra en dificultades en los mercados esperaríamos del PP justamente lo contrario de lo que hace", explicó. En su opinión, el principal partido de la oposición "prefiere apostar contra España" con fines electorales, al tiempo que mantiene un "programa oculto" que pasa por la falta de financiación y el consiguiente deterioro de servicios públicos fundamentales como la sanidad y la educación.

El PSOE, por el contrario, se enfrenta a la ciudadanía, en vísperas de los comicios autonómicos y municipales del próximo 22 de mayo, "con transparencia, a cara descubierta y con manos limpias".

Las críticas de Valenciano también iban dirigidas al responsable económico del PP, Cristóbal Montoro, que poco antes había abundado en las tesis de Aznar. La ausencia del "apoyo y fortalecimiento de la confianza" que esperaba del principal partido de la oposición resulta "muy esclarecedora" para los ciudadanos, en opinión de la dirigente socialista, sobre todo ante la proximidad de los comicios locales y regionales.

Ese es otro motivo, según dijo, para que Rajoy no salga al paso de las "sospechas" e "insidias" sembradas por relevantes miembros de su partido, aclarando de paso sus propuestas económicas: "Si lo hiciera, tendría alguna dificultad" para lograr el voto de los ciudadanos, concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de abril de 2011