Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España ofrece asesoramiento y apoyo a las reformas árabes

La Moncloa crea una célula de crisis para seguir las revueltas

España está dispuesta a ofrecer "asesoramiento y asistencia, cuándo y cómo se nos pida", para "acompañar" los procesos de reforma en el mundo árabe, según dijo ayer en Madrid la ministra de Asuntos Exteriores y Cooperación, Trinidad Jiménez.

La jefa de la diplomacia española inauguró, junto a la titular de Defensa, Carme Chacón, un encuentro con los 19 embajadores españoles acreditados en el Magreb y Oriente Próximo, además de otros tres en misión especial. En la reunión, que se desarrolla a puerta cerrada a excepción de las sesiones de apertura y clausura, intervenieron, entre otros, el ex Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad de la UE, Javier Solana; el director del servicio secreto, Félix Sanz; el jefe del Estado Mayor de la Defensa, Julio Rodríguez; y los secretarios de Estado de Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Juan Antonio Yáñez, Diego López Garrido y Soraya Rodríguez, respectivamente.

MÁS INFORMACIÓN

Tras rechazar el mito de una "especificidad árabe" en el anhelo universal de bienestar y democracia, Jiménez aseguró: "Deseamos para nuestros vecinos ni más ni menos que lo que deseamos para nosotros, un ámbito de libertades y derechos que permitan el libre desarrollo de cada persona y una prosperidad socioeconómica que garantice unas mínimas condiciones de vida en dignidad".

Por eso, subrayó, la transición española es vista como un modelo en muchos de esos países. "En la medida en que pueda ser útil, hemos de estar dispuestos a transmitir nuestra experiencia". Sin aludir expresamente a Marruecos y Jordania, agregó que el sistema político español puede ser un referente para las naciones árabes con un régimen monárquico. Jiménez advirtió de que, "sin una mínima prosperidad económica, las reformas políticas se topan con un escollo insalvable", por lo que prometió ayuda financiera, tanto bilateral como a través de la UE. Recordó que el Banco Europeo de Inversiones ha abierto una línea de crédito de 300 millones de euros, y que España apoyará con un millón de dólares las elecciones tunecinas de julio. Lamentó, sin embargo, que no haya "mucho margen en las actuales perspectivas financieras" de la UE. Chacón, por su parte, brindó el asesoramiento de los militares españoles a sus homólogos árabes. "Si hay una lección a extraer de los recientes acontecimientos es la importancia de contar con unas Fuerzas Armadas y de seguridad que actúen siempre en el marco de la ley", subrayó la titular de Defensa.

Aunque ambas ministras calificaron el proceso de cambio en el mundo árabe de "esperanzador", advirtieron de que no está exento de riesgos; entre otros, el auge terrorismo yihadista, la inmigración ilegal o la posibilidad de una involución violenta.

Con el objetivo de observar el desarrollo de la revuelta árabe y sus consecuencias, se ha constituido en La Moncloa una Célula Interministerial de Seguimiento en la que están representados también los ministerios de Asuntos Exteriores; Interior; Defensa; Industria, Turismo y Comercio; y Trabajo e Inmigración.

Aunque defendió la intervención militar en Libia, Jiménez insistió en que "solo puede haber una solución política" al conflicto, que sea "lo más inclusiva posible", aunque descartó la participación de Muamar el Gadafi, su familia o su entorno inmediato.

Chacón, por su parte, pedirá hoy a la Comisión de Defensa del Congreso una prórroga de dos meses en la misión de los cuatro F-18 españoles que vigilan la zona de exclusión aérea en Libia, así como una ampliación de sus cometidos para que realicen patrullas de carácter humanitario -como proteger la distribución de ayuda o la evacuación de heridos y personal civil- a petición de Naciones Unidas.

Finalmente, Jiménez defendió la "eficacia y celeridad" de las embajadas en la evacuación de los españoles afectados por las revueltas, pero reconoció que "siempre puede mejorarse la actuación de la Administración, a la luz de la experiencia reciente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de abril de 2011