Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Felipe González cuestiona el sistema de primarias del PSOE

Cree que debió designarse sucesor tras el anuncio de Zapatero

El expresidente del Gobierno y exlíder del PSOE, Felipe González, cuestionó ayer abiertamente el sistema de elección de candidato con primarias para el que se prepara su partido. Lo hizo en el acto de presentación del libro ¿Aún podemos entendernos?, de Lluis Bassets (director adjunto de EL PAÍS), que recoge las conversaciones entre González y el exdirigente de CiU Miquel Roca.

González opinó que en el Comité Federal del PSOE del pasado 2 de abril -en el que José Luis Rodríguez Zapatero anunció que no repetirá como candidato- o en los siguientes días debería haberse cerrado el proceso con la designación de un sucesor.

"Que el Comité Federal asuma la responsabilidad, abrir y cerrar el melón", propuso el expresidente. Según dijo, en su partido se vive una situación irreal: se ha decidido que hasta después de las municipales y autonómicas del 22 de mayo no se habla de este asunto. "Eso no se corresponde con la realidad, porque el proceso de primarias está abierto aunque no se diga y hay que ajustarse a la realidad", insistió González.

Calificó, eso sí, de "impecable" el discurso de Zapatero anunciando que no optará a un tercer mandato. Incluso añadió: "Probablemente de las cosas más impecables que como discurso ha hecho". No habló de ningún candidato concreto, pero aseguró que el actual proceso de sucesión en el PSOE "no es un caso generacional", sino que "puede pasar cualquier cosa".

González y Roca hicieron durante la presentación del libro una reivindicación del pacto, una defensa de la Transición y un canto a la recuperación de la política.

El expresidente y el ex portavoz parlamentario de CiU lamentaron lo que consideran "revisionismo de la Transición". Y coincidieron en que ahora es mucho más necesario que entonces el acuerdo. "Pactar no es de cobardes, es de valientes. No hay posibilidad de liderar si no se pacta y se llega a acuerdos", aseguró Roca. "Liderar no es salir en televisión y decir lo malo que es el adversario, sino que requiere construir un proyecto, pactar y saber que no se puede liderar sin cargar con la impopularidad de una decisión", añadió.

Felipe González cargó contra los que defienden el "cuanto peor, mejor", con referencia explícita a la oposición política de Portugal e implícita al PP, que no ha querido pactar las medidas de recorte acordadas por la Unión Europea. Según el expresidente, la oposición lusa aplicó esa doctrina para acabar con el Gobierno, no apoyó el plan de recorte y ahora los ciudadanos deben asumir un "recorte plus", con medidas mucho más duras que exige Europa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de abril de 2011