Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'caso De Miguel' vuelve al Parlamento con otras dos comparecencias

Las comparecencias ante la comisión de investigación en el Parlamento vasco del denominado caso De Miguel se suceden. Sigue así vigente el intento de la Cámara por disponer de la información necesita que permita esclarecer las posibles responsabilidades políticas derivadas de quienes componían esta supuesta trama de corrupción en Álava.

En el listado dispuesto para hoy por la comisión que preside Juanjo Aguirezabala (EA) se incluye a Koldo Ochandiano y a Jon Iñaki Echaburu. En el caso de Ochandiano, se trata de una persona de la máxima confianza de la cúpula del PNV alavés. Fue director de Bienestar Social y su esposa, Iratxe Gaztelu, figuró en la candidatura jeltzale en las últimas elecciones autonómicas. El matrimonio está imputado en el caso de la supuesta corrupción y comparten además su condición de socios de Kataia Consulting, empresa vitoriana a la que se le atribuyen la recepción de varios pagos de procedencia sospechosa, que investiga el juez Roberto Ramos.

Por su parte, Echaburu, un constructor vinculado al PNV desde su etapa juvenil que decidió probar suerte en suelo alavés tras sus fracasos en Vizcaya con la firma Loizate, tuvo como socia en Urbanorma a Ainhoa Alberdi, precisamente la persona que denunció las exigencias de comisiones por parte de Alfredo de Miguel.

Varios negocios

En medios próximos a Koldo Ochandiano se venía relativizando desde su detención el grado de responsabilidad en la trama que podría esconder el caso De Miguel. Sin embargo, algunos documentos de este caso que afecta a significados miembros del PNV alavés confirman que Ochandiano tuvo un papel activo en la creación de algunas firmas como Errexal que han podido actuar como tapadera en un supuesto cobro de comisiones.

También se le vincula con la fundación de la filial de Construcciones Riera en Álava, RieraUrbanizer, propietaria de las parcelas de Zambrana donde la alcaldesa del PNV planteó instalar un gran polígono industrial de 120 hectáreas.

Además, según el testimonio de su esposa en el Parlamento, el matrimonio Ochandiano también es propietario de unos terrenos de Frúniz (Vizcaya) en compañía de varios imputados y de otros afiliados al PNV.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de abril de 2011