Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La lucha contra el terrorismo

Bildu se limita a mostrar su rechazo por "el incidente acaecido en Francia"

Ares exige a los radicales que cumplan su compromiso de repudiar la violencia

El primer enfrentamiento armado entre miembros de ETA y agentes de fuerzas de seguridad desde que la banda declaró su tregua el pasado 10 de enero daba a Bildu una ocasión clara de hacer un pronunciamiento público. Y, en plena polémica por el papel que la coalición, formada por Eusko Alkartasuna (EA), Alternatiba e independientes, puede jugar como plan b para que Batasuna esté en las elecciones de mayo, Bildu se limitó a "rechazar el incidente acaecido en Francia" y a exigir "el esclarecimiento de los hechos".

Su texto, difundido a primera hora de la tarde, no alude en ningún momento al tiroteo como tal, reduciéndose a constatar que en el "incidente" resultó "herido un gendarme" y que a consecuencia del mismo han sido detenidas dos personas supuestamente vinculadas a ETA. La coalición hace un genérico llamamiento a "todos los agentes" a dar pasos hacia la normalización y la pacificación, pero directamente solo insta a España y Francia a atender las demandas del Acuerdo de Gernika, el pacto que une a los socios de Bildu con otras formaciones y grupos sociales, entre ellos Batasuna.

Los promotores de Sortu y Batasuna guardan silencio sobre el tiroteo

Bildu aprovecha para asegurar que el alto el fuego sigue en vigor y recordar que ETA mostró, el pasado 27 de marzo, su disposición a que sea verificado.

Las reacciones de EA y Alternatiba como tales formaciones son más claras en sus términos, sobre todo en el segundo caso. La primera, que difundió un comunicado antes de que se confirmase el arresto de los dos etarras, apuntó que, si se confirma la autoría de ETA, lo ocurrido no se ajustaría "al proceso político de cambio" que vive Euskadi.

Alternatiba muestra "su firme rechazo al tiroteo registrado en Francia" y pide la desaparición definitiva de la banda. El portavoz de esta formación, Oskar Matute, aseguró a EL PAÍS que no ve "ninguna línea de distorsión" entre unas y otras reacciones y restó importancia a que el texto de Bildu se refiera al tiroteo como incidente. "No nos incomoda [el texto de Bildu] a ninguna de las dos formaciones", añadió Matute, quien participó en la gestación de aquel.

Ni los promotores de Sortu, la nueva marca de Batasuna ilegalizada por el Tribunal Supremo, ni la propia izquierda abertzale hicieron ayer el menor comentario sobre el suceso. Las restantes formaciones nacionalistas (PNV, Aralar y Hamaikabat), además de su condena, piden a la izquierda abertzale que confirme su apuesta por la política, en el primer caso, o reclaman un alto el fuego definitivo y la entrega por ETA de sus armas, en los otros dos.

El Gobierno vasco, a través de su consejero de Interior, Rodolfo Ares, instó a los promotores de Sortu y al conjunto de los dirigentes radicales a que cumplan con "el compromiso que adoptaron de palabra y por escrito" de rechazar toda actividad violenta de ETA que se registrase en un futuro y se pronuncien con contundencia contra de la acción etarra. El portavoz del PP vasco, Leopoldo Barreda, no ve preciso tal emplazamiento expreso: "Quien sea demócrata debe defender la derrota incondicional de ETA. Y quien tenga dificultades para ello será porque no es demócrata".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de abril de 2011