Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protagonistas sobre el futuro del proceso de sucesión

Aunque el proceso de sucesión como candidato a la presidencia del Gobierno del PSOE no ha empezado, el debate es incesante, con muchas posiciones, protagonistas individuales y colectivos.

- José Blanco. El vicesecretario general camina al lado del presidente del Gobierno en la decisión que pueda tomar y su misión será que sea aceptada por el partido sin quebranto ni conflicto. Su apuesta está en unas primarias que concluyan con la candidatura de Rubalcaba por falta de adversario. Pero de manera natural, sin imposiciones.

- Alfredo Pérez Rubalcaba. No se le ha escuchado ni una palabra sobre sí mismo. Por ahora camina junto a Zapatero y Blanco. Los tres formaban un círculo muy estrecho, aunque hay quien nota en las últimas semanas alguna fisura.

- Carme Chacón. La ministra de Defensa no ha emitido señales públicas sobre sus intenciones pero tiene grupos que quieren promover su candidatura frente a Rubalcaba. Sería el cartel de las bases frente al aparato. Muchos barones estiman su valía pero consideran que 2012 no es aún su momento.

- Manuel Chaves y Marcelino Iglesias. Representan la ortodoxia y aunque tienen su propia opinión su misión es que el partido no sufra convulsiones.

- Barones territoriales. En su mayoría no dudan en apostar por Rubalcaba. Todos miran hacia Andalucía y su presidente, José Antonio Griñán, al ser la federación más potente. Rubalcaba sería el candidato de Griñán y de la mayoría.

- Ejecutiva federal. Aunque no son un todo, el núcleo central apuesta por la continuidad de Zapatero y en el caso de primarias que se trabaje por la unidad en torno a un candidato.

- Nueva Vía. El grupo que nació con Zapatero ya no funciona como tal. Leire Pajín y Trinidad Jiménez defienden todo lo que haga Zapatero. Otros creen que no debe abrirse ese debate sucesorio. Y si se abre, no garantizan el apoyo unánime a Rubalcaba.

- Grupo parlamentario. La mayoría quiere que el presidente siga solo en la tarea gubernamental y aplazar el debate sucesorio a diciembre. Avalan esta tesis jóvenes como Eduardo Madina y Juan Moscoso. Pero también veteranos como Txiki Benegas, Francisco Fernández Marugán y Ciprià Ciscar. Rafael Simancas apostó por las primarias antes de las elecciones de mayo. Para Izquierda Socialista todas las opciones son malas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de abril de 2011