Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La radio privada solicita el cierre de la COM y que se limite el control del CAC

A rebufo del cambio de Gobierno y la operación de adelgazamiento de lo público, la Asociación Catalana de Radio, que desde 1992 agrupa las emisoras comerciales privadas de Cataluña, ha tramitado un informe para Presidencia de la Generalitat con medidas para acotar la impronta pública en el sector. Basándose, entre otros análisis, en la comunicación de la Comisión Europea de octubre de 2009, plantea "limitar las obligaciones formales y los trámites burocráticos", y "frenar y reducir" la radio pública en el espectro radiofónico catalán, donde, según sus datos, de las 860 frecuencias, el 65% son gestionadas por organismos públicos.

Por ello, la primera petición es que se reduzca esa presencia al 50%. La diana de esa limitación son las emisoras del Consorcio de Comunicación Local (COM Ràdio), cuya supresión se pide y del que se afirma: "Produce una programación generalista que no tiene nada que ver con los contenidos locales", actúa "donde ya hay emisoras municipales" y emite "fuera de su ámbito".

La segunda gran petición es la supresión de la publicidad en las emisoras públicas en dos años, limitándola paulatinamente a dos y a un minuto por hora. La tercera es la eliminación de la obligación de facilitar información trimestral y anual al Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC). COM Ràdio ha solicitado amparo al Colegio de Periodistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de abril de 2011