Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"200.000 aves vuelan sobre la laguna, puede que alguna haya caído"

El vicepresidente regional, Ignacio González, restó ayer importancia a los efectos que haya podido tener el chapapote de la laguna del paraje de Boca Alta, en el parque regional del Sureste, a siete kilómetros de Arganda, en las aves. "Más de 200.000 aves sobrevuelan la laguna", afirmó. "Es posible que alguna haya podido caer".

El número dos de la Comunidad de Madrid eludió en cambio contestar por qué el Gobierno regional no sancionó hace dos años a las empresas Uribarri y Piqsa, dedicadas al tratamiento y reciclaje de aceites, responsables de los vertidos que han convertido el paraje en un inmenso lodazal. En su lugar, el Ejecutivo de Esperanza Aguirre compró los terrenos para arreglar una situación que habían provocado dos empresas privadas y que hasta hoy no está solucionada. La situación ha sido denunciada por los vecinos a la Fiscalía de Medio Ambiente.

González dijo desconocer si en su día se había sancionado o no a las compañías contaminantes y agregó que se ha intentado "recuperar la laguna". Pero justificó la tardanza en que el asunto "es bastante complejo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de abril de 2011