Entrevista:JOSÉ RAMÓN RECALDE | Presidente del Consejo Consultivo de Convivencia

"Sortu cumple el mínimo legal, pero no basta"

José Ramón Recalde (San Sebastián, 1930) es profesor universitario, exconsejero socialista en los Gobiernos vascos de coalición con el PNV (1987-1995) y consejero de Estado. Además, acaba de ser nombrado presidente del Consejo Consultivo de Convivencia y Deslegitimación de la Violencia de Euskadi, que pretende jugar un papel relevante cuando finalice el terrorismo. Recalde fue víctima del franquismo -que le torturó y encarceló- y de ETA -que le hirió de gravedad hace casi 11 años-. Pero, por encima de todo, es un referente intelectual y moral de la Euskadi progresista.

Pregunta. ¿Qué le parece la resolución del Tribunal Supremo sobre Sortu?

Respuesta. Antes estaba bastante perplejo. Desde un punto de vista moral, me parecían condenables y despreciables los que ahora se presentan con Sortu. Pero legalmente había que esperar a que se pronunciaran los tribunales, pues sus argumentos son distintos a los morales. Estaba y estoy dispuesto a aceptar el fallo.

"ETA está derrotada pero no todos entre ellos han llegado a esa conclusión"
"Temo que el auto debilite la posición de los que apoyan el fin de la banda"
Más información
EA y la plataforma HG dan "un primer paso" para coligarse en Navarra
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

P. ¿A qué atribuye tan poca diferencia de votos?

R. Me parece razonable. Está demostrado que este tribunal es mucho más imparcial y objetivo que Joseba Egibar (presidente del PNV de Guipúzcoa, que ha criticado el fallo por "juzgar intenciones y credibilidades"). No me dirá que los votos particulares también se han debido a influencias políticas. Se referirá a los que han votado en contra. Dicho esto, al PNV no le ha venido mal la sentencia.

P. ¿Por qué?

R. Le permite la hegemonía del nacionalismo.

P. ¿Qué la parece la reclamación del lehendakari, Patxi López, al Tribunal Constitucional para que su resolución se conozca antes de las elecciones municipales?

R. Que el Constitucional haga lo que le conviene hacer como tribunal.

P. ¿Cree que ha habido una evolución en Batasuna?

R. Creo que sí. La presencia de Sortu no solo refleja algo que puede estar construido en connivencia con ETA. También marca un distanciamiento, pero de modo muy débil. Podría confiar más si Sortu se hubiera expresado con mayor claridad, no por la independencia respecto de ETA sino por la condena de lo que han estado sosteniendo desde hace años.

P. ¿Le parecen suficientes legal y políticamente sus estatutos?

R. Cumplen los mínimos legales. Pero no bastan. Al ser ellos los que han estado sancionados por los tribunales por la Ley de Partidos, se puede esperar algo más. Los estatutos están bien. Espero que su comportamiento sea ahora mejor y denuncien lo sucedido.

P. Sugiere que deben condenar la violencia pasada.

R. Les falta eso, pero no porque sea preciso según la Ley de Partidos sino desde el punto de vista de la opinión democrática. Los ciudadanos esperan que los que han sido cómplices de ETA den algún paso más del que han dado.

P. ¿Qué paso?

R. Condenar la violencia de ETA y aquello que han defendido.

P. El Gobierno cree que hay que mantener la presión sobre Batasuna hasta que acabe ETA.

R. Esa exigencia no hace falta. No deben ser legales mientras no expresen con toda claridad la condena de la violencia, independientemente de lo que haga ETA. Es un problema de ellos. No de ETA.

P. ¿No existe el riesgo de que con la ilegalización se debilite la posición de los que apuestan en Batasuna por el fin de ETA?

R. Lo temo. Pero es un problema diferente. De lo que hablamos es si de Sortu va a ser legal o no. No quiero entrar en los cálculos políticos pragmáticos.

P. ¿Estamos en la etapa terminal de ETA?

R. Creo que sí, pero desde que rompió la última tregua con el atentado de Barajas. Creo que ETA está vencida, pero no todos han llegado a esa conclusión. Algunos, sabiéndolo, no quieren abandonar su posición violenta.

P. ¿Contempla una escisión?

R. Es posible, Pero pienso que sería bastante residual. ETA tiene muy poca capacidad operativa y de dirección política.

P. ¿Qué le parece la actitud del PP de no reconocer estos pasos?

R. Es un error. Pero el PP vasco entiende que Batasuna ha dado pasos en el abandono de la violencia.

P. ¿Qué le parece que Jaime Mayor Oreja proclame que el Gobierno negocia con ETA?

R. Una tontería.

P. ¿No cree que el PSOE debe ser más exigente con el PP con el Pacto Antiterrorista?

R. El papel de un partido en la oposición es poner obstáculos al Gobierno. Pero el Gobierno está actuando bien. Su estrategia es buena, y la derrota de ETA es cada vez más evidente.

P. ¿Qué le parece la manifestación de víctimas para exigir que Sortu no sea legalizada?

R. No es oportuna. El Supremo funciona con objetividad y pluralidad.

P. ¿Cree que las asociaciones de víctimas deben condicionar las decisiones políticas?

R. No me parece mal su presencia. Son importantes en la reconstrucción de la democracia. Ha sido una reivindicación que se ha cumplido. Sin embargo, los Gobiernos central y autónomo tienen que funcionar con independencia.

P. Mayor Oreja dice que las víctimas siempre tienen razón.

R. Es una frase puramente retórica.

P. ¿El Gobierno debe tomar la iniciativa o dejar que las cosas sigan su cauce?

R. Deben seguir su cauce. Tenemos una Ley de Enjuiciamiento Criminal y unas normas penitenciarias que afectan a víctimas y a victimarios. También hay que pensar en la reinserción.

P. Sortu habla de respeto y reconocimiento de las víctimas.

R. Tienen que avanzar mucho más en la condena de lo que antes han hecho sus miembros.

P. ¿Ve posible la reconciliación?

R. Sí, aunque sea porque todos vamos cumpliendo años. Los jóvenes se incorporan a una sociedad distinta a la que hemos vivido.

P. ¿Qué ha sido lo más decisivo para acercarnos al final de ETA?

R. Su derrota por la pérdida de apoyo en la conciencia pública, por el papel determinante de las víctimas en la denuncia y por la actuación eficaz del Estado de derecho y las fuerzas policiales.

P. ¿Usted llegó a pensar que ETA le podía atacar?

R. Sí.

P. ¿Desde cuándo?

R. A partir de los años ochenta, desde que intensificó su ofensiva criminal.

José Ramón Recalde, el pasado jueves durante la entrevista.
José Ramón Recalde, el pasado jueves durante la entrevista.LUIS SEVILLANO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS