Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El conflicto de Oriente Próximo

La policía siria abre fuego contra civiles en un funeral

Deraa / Damasco

Las fuerzas de seguridad sirias abrieron fuego ayer contra centenares de jóvenes que marchaban hacia Deraa, la ciudad sureña convertida en el escenario principal de las protestas contra el régimen de Bachar el Asad. Horas antes, también dispararon contra los asistentes a los funerales por los civiles muertos en la madrugada del miércoles en el asalto a la mezquita Al Omari, epicentro de la rebelión. Existe confusión sobre el número de víctimas durante la jornada. Activistas de derechos humanos citados por France Presse los cifraban en 15 personas, Efe en una decena y Reuters los rebajaba a al menos seis personas.

"Las fuerzas de seguridad dispararon, hay cuerpos caídos por las calles", aseguró un testigo en referencia a la manifestación de jóvenes que se dirigían a Deraa a solidarizarse con quienes desde hace una semana salen a diario a la calle a reclamar libertad y el fin de la corrupción.

El presidente El Asad es un estrecho aliado de Irán que tiene gran influencia en Líbano, apoya a los partidos-milicia Hezbolá y Hamás y no tolera la más mínima oposición interna.

La reacción del presidente Asad, cuyo régimen ha minimizado las protestas, fue destituir al gobernador de Deraa, según informó la agencia oficial Sana. Esta fue la encargada de transmitir la versión oficialista de lo sucedido en la mezquita, un ataque precedido por el corte de la electricidad y la telefonía móvil. Las autoridades, según Sana, culparon a una "banda armada" de la muerte de cuatro personas (los testigos citados por agencias extranjeras hablan de al menos seis muertos). El régimen aseguró que almacenaban armas, municiones y divisas -que mostraron en televisión- dentro de la mezquita y que habían secuestrado a niños que luego usaron como escudos humanos.

Estados Unidos se declaró alarmado y condenó la violencia utilizada por las fuerzas de seguridad contra civiles en Deraa, según el Departamento de Estado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de marzo de 2011