Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones municipales y autonómicas

Los socialistas se fijan como objetivo de campaña atacar la marca PP

El PSM cree que, tras 16 años de Gobierno, el proyecto popular está agotado

La marca PP será el objetivo de los socialistas durante la próxima campaña electoral. Una táctica que consistirá en recordar que en estas elecciones no se trata solo de revalidar o no el mandato de la presidenta Esperanza Aguirre, sino de decidir si los populares deben o no cumplir dos décadas al frente de la Comunidad de Madrid. "Son ya 16 años de Gobiernos de la derecha", explica la portavoz socialista en la Asamblea, Maru Menéndez, responsable de coordinar el programa electoral del PSM. "Y está claro que el proyecto está agotado".

La tesis que manejan los socialistas es que el PP se ha encargado de desmantelar en estos años "los servicios públicos, la equidad y la igualdad". Otro de los elementos de ese argumento es que la cabeza de cartel de los populares, Esperanza Aguirre, no solo representa para los socialistas "la mayor radicalidad" dentro del PP, sino que es la responsable directa del "deterioro de la calidad democrática" en la región, apostilla Menéndez.

"Ha sido la legislatura de la inacción", afirma Maru Menéndez

En las últimas semanas, los socialistas han trabajado con la prevención de no atacar políticamente a la presidenta, según confirman varios dirigentes, por miedo a que su enfermedad se les volviera en contra. "Se habló de no utilizar la enfermedad, por cortesía política, pero incluso de no hablar ni de la sanidad", explica un diputado regional. Sin embargo, ese plazo ya ha pasado y la presidenta se convertirá en el rostro de las políticas de ese "proyecto agotado".

"Aguirre encarna esa ruptura con los valores de la igualdad y la equidad que caracteriza al PP madrileño", precisa Menéndez. Como ejemplo, apunta la última propuesta de educación del Gobierno regional, que consiste en separar a los alumnos según su nivel de aprendizaje en algunas materias. "Ha fomentado la segregación de las clases por sexos y, ahora, por capacidades", explica.

Y también, agrega, la estrategia pasa por recordar que en los últimos cuatro años apenas ha habido gestión del PP. "Ha sido la legislatura de la inacción, sin proyectos ni inversiones", recuerda. Mientras en la legislatura pasada la presidenta regional se pasó la campaña cortando cintas, este año no le quedan más que inauguraciones de pequeñas equipaciones. La comparación más clara es que, frente a los más de 90 kilómetros de metro construidos durante su primer mandato, en el segundo ni siquiera suman 10 kilómetros.

El equipo que se encargará de difundir este mensaje durante la próxima campaña tendrá mañana su primer acto público. Tomás Gómez, el aspirante socialista a la presidencia regional, presentará a los 126 integrantes de su lista en los jardines de Cecilio Rodríguez de la capital.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de marzo de 2011