Miles de jóvenes salen hoy a la calle en Portugal contra la crisis

"Este no es país para jóvenes", dice Vasco Soares, parafraseando la película de los hermanos Coen. Este economista portugués de 30 años trabaja sin cobrar como becario en una empresa de comercio internacional. Desde julio vive del seguro de desempleo. Soares forma parte del ejército de 1,5 millones de jóvenes que deambulan en condiciones precarias por el mercado de trabajo. Pertenece a la autodenominada Geração à rasca, expresión de difícil traducción que aglutina a los jóvenes que sufren apuros para llegar a fin de mes y a los que, simplemente, no tienen trabajo, por muy buena formación que tengan.

Cansados de "la politiquería" de los partidos, y de la "injusta distribución de la riqueza", grupos de jóvenes han convocado para hoy, a través de Facebook, manifestaciones en 11 ciudades de Portugal contra la precariedad en que vive esta generación en apuros. Solo en Lisboa y Oporto han prometido su asistencia más de 56.000 personas. "La respuesta en Facebook ha superado nuestras expectativas, aunque sabíamos que hay mucha gente descontenta, y que la mitad de la población activa es desempleada o precaria", dice João Labrincha, 27 años, uno de los promotores de la protesta. "Al margen de la gente que salga a la calle, hemos conseguido colocar en la agenda pública el problema de la precariedad, que afecta a todos los sectores de la sociedad. Y esto ya es una victoria", apunta Paula Gil, 26 años, otra de las organizadoras de la manifestación en Lisboa.

Más información
La manifestación de 'Juventud Sin Futuro' acaba en bronca

Marchas en 11 ciudades

Pero una cosa es apoyar una manifestación a través de una red social y otra salir a la calle a protestar. Además de las protestas en 11 ciudades portuguesas, están convocadas concentraciones frente a consulados y Embajadas en varios países europeos.

La precariedad tiene cifras: Portugal es el segundo país europeo, después de Polonia, con un mayor porcentaje de trabajadores temporales (14%), según datos de la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y Trabajo (Eurofound). Tres de cada 10 empresas portuguesas tienen empleados sin contrato.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Los parados de menos de 34 años con estudios superiores superan el 40,5%. Cuatro de cada 10 jóvenes (el 56% en la franja de edad entre 15 y 34 años) vive con los padres. Un licenciado entre 25 y 34 años gana 1.015 euros al mes, y el salario medio es de 850 euros.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS