Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSM pedirá la imputación en Gürtel de dos concejales del PP de Alcalá de Henares

El Partido Socialista de Madrid (PSM) solicitará al magistrado que instruye el caso Gürtel, Antonio Pedreira, que dos concejales del PP de Alcalá de Henares declaren como imputados por haber sido los presuntos responsables de dos contratos irregulares, según fuentes del partido. Los socialistas se basan en un informe de la Intervención General del Estado (Igae) que indica que la tramitación y adjudicación de dos contratos a la empresa Constructora Hispánica, una de las sociedades que realizó pagos a políticos a cambio de ser adjudicatarios de obras, según el sumario, fueron "arbitrarias". Tanto el primer contrato, de conservación y reforma de los pavimentos de Alcalá de Henares; como el segundo, que consistió en la contratación de las obras del Parque de Bomberos, se hicieron de manera "arbitraria" y "subjetiva". El documento es muy crítico con la gestión del Consistorio, gobernado por el PP, al asegurar unas líneas más abajo: "Han podido vulnerar los principios de transparencia y objetividad". Asimismo, el funcionario de la Intervención del Estado explica que la falta de concreción de los parámetros económicos y técnicos y la falta de homogeneidad de los métodos y criterios de valoración han motivado, prosigue el documento, una menor eficiencia y economía en la gestión de los fondos públicos.

Un informe de la Igae detecta "arbitrariedades" en dos adjudicaciones

El documento resalta que en ambos servicios el Ayuntamiento ha pagado a Hispánica unos 500.000 euros más de lo previsto en los contratos, siendo el desembolso total de 10 millones de euros. Además, explica que dos ofertas idénticas han sido valoradas de forma diferente, lo que ha provocado que al final Hispánica adelantara a las otras empresas que optaban a los servicios municipales ofertados por Alcalá.

En la documentación remitida por el Consistorio de Alcalá, que está incompleta, se puede comprobar, según la Igae, que no se establecen los criterios de valoración ni los criterios que sirven de base para otorgar las puntuaciones de los concursos. "Esta falta de concreción hace que los informes técnicos, sean totalmente subjetivos al establecer unos baremos que no eran conocidos por los licitadores". En cuanto a la valoración económica de las ofertas, el funcionario considera que la puntuación establecida por el Consistorio de Alcalá "no es adecuada" para los intereses municipales.

Por su parte, la presidente regional, Esperanza Aguirre, aseguró ayer que el alcalde de Alcalá de Henares, Bartolomé González, le ha dicho que la adjudicación a la empresa Hispánica fue legal porque es la que más puntos obtuvo en el concurso público. No obstante, Aguirre reconoció que el hecho de que la adjudicación fuera a algunas empresas que están en este proceso puede hacer que dichas adjudicaciones sean "sospechosas". "El alcalde dice que en todos los casos se hicieron a las empresas que propuso la mesa de contratación y, por tanto, a las que tenían más puntos en el baremo de los concursos públicos convocados al efecto", declaró Aguirre, que en 2003 protagonizó un acto electoral en Boadilla sufragado por dos empresas privadas ligadas a la trama, según la policía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de marzo de 2011