Dimite el presidente de las televisiones privadas

En el mandato de Echevarría cesó la publicidad en TVE

El presidente de Telecinco, Alejandro Echevarría, ha presentado su dimisión al frente de la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (Uteca), un organismo fundado en 1998 para defender los intereses del sector. Echevarría ha sobrepasado su mandato en año y medio. El estatuto de Uteca establece mandatos de dos años y ha desempeñado el cargo durante tres y medio. En este tiempo, el lobby ha hecho sus deberes: ha conseguido que TVE suprima la publicidad y que las cadenas privadas puedan fusionarse, se ha culminado la transformación hacia la tecnología digital e implantado el nuevo modelo de financiación de RTVE.

Echevarría, que siempre ha reconocido su paciencia absoluta, ha actuado como amalgama de una entidad con intereses no siempre coincidentes que ha visto ampliado el número de socios en los últimos años. A las dos compañías fundadoras, Telecinco y Antena 3, se unieron más tarde Sogecable, La Sexta, Net TV y Veo TV. Pese a las peculiaridades de cada afiliado, el organismo ha actuado con el consenso de los seis operadores.

Más información
Los servicios mínimos en la televisión privada son nulos

Pero en las últimas semanas se han escuchado voces disonantes dentro de la patronal de las televisiones privadas, como la del presidente de Antena 3, José Manual Lara. Hace menos de un mes manifestó en un desayuno informativo su inquietud por la actitud de Uteca acerca de la puja de TVE en la subasta de la Liga de Campeones. Ante la dura nota del organismo condenando la actuación de la pública, Lara dijo que Uteca "había exagerado" su comunicado. "Estas cosas no se pueden hacer a patadas, se tienen que discutir. Uteca cree que se contó con nuestra opinión y nosotros creemos que no nos entendimos, ya que no hubiéramos actuado así".

"Uteca solamente actúa cuando hay consenso total entre los socios. Siempre se ha funcionado así. En el tema de la Champions, también. Y si no había acuerdo, no se hacía una acción común", explican fuentes de la asociación. La junta directiva se reunirá el próximo jueves para elegir a su nuevo presidente. A este cargo podría acceder algunos de los afiliados más jóvenes, toda vez que Antena 3, Telecinco y Sogecable han ocupado ya la cúpula.

En la nueva etapa se propondrá también un cambio en el peso específico de las cadenas que forman parte de la entidad. Hasta ahora, cada uno de los seis integrantes tenía un voto, pero la fusión de Telecinco y Cuatro ha alterado la correlación de fuerzas.

Entre los objetivos que la patronal de las televisiones tiene sobre la mesa figura redoblar la batalla contra la ley que les obliga a invertir en cine el 5% de sus ingresos, la reforma sobre la propiedad intelectual y la eliminación de la publicidad en las autonómicas. Precisamente en este punto incidieron ayer Echevarría y el secretario general, Jorge del Corral, durante la presentación de un estudio sobre la percepción de los ciudadanos de la nueva TVE sin publicad. "Somos partidarios de un proceso de privatización de las televisiones autonómicas y locales con la condición de que todas estén en igualdad de condiciones para competir", sostuvo Echevarría. Uteca entregará un documento a los partidos políticos antes de las elecciones de mayo. Del Corral avanzó que una pequeña parte de la publicidad liberada por TVE ha ido a parar a las autonómicas -"eso no estaba previsto"- y criticó que los entes regionales comercialicen conjuntamente anuncios.

La encuesta, elaborada por el instituto de estudios de opinión Random, detalla el impacto del fin de la publicidad en la audiencia. Así, el 81% considera que es un cambio importante en el panorama televisivo, que en una escala de 0 a 10 califican con un notable alto (8,5). Uno de cada tres espectadores asegura que ha cambiado sus hábitos televisivos y casi la mitad de los encuestados (43,6%) declara que ahora sintoniza La 1 más que antes. Ver programas sin cortes (películas, sobre todo) y eludir la "aburrida" publicidad son las principales ventajas. Desventaja: que ahora los ciudadanos financian TVE con sus impuestos. Pese a todo, una gran mayoría (70%) elige un canal u otro en función del programa que emite y no de si incluye anuncios o no.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS