Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SOBRE EL SECTOR EDUCATIVO

La crisis aleja a los dos modelos de escuela

Las medidas económicas y las iniciativas de Celaá han polarizado las posiciones - El éxito nacionalista en las elecciones sindicales refleja la brecha abierta

Los dos modelos o visiones sobre la escuela vasca se están separando aún más, tanto por las decisiones tomadas para hacer frente a la crisis como por las acciones de mayor calado político de Educación. Las elecciones sindicales entre el profesorado público, celebradas la pasada semana, han puesto de relieve un abismo que, por otra parte, ya es tradicional entre dos formas de concebir la educación. Los resultados han mostrado un castigo a los dos sindicatos que han respaldado a los Gobiernos central y vasco en sus decisiones para salir de la crisis (CC OO y UGT) y un respaldo creciente a las formaciones abertzales.

LAB, STEE-EILAS y ELA han reforzado su mayoría sindical con un avance de representación. LAB, con 80 delegados, sube al primer puesto en representatividad tanto en la universidad como en los colegios, mientras que STEE-EILAS se convierte en el primer sindicato entre los profesores funcionarios de la enseñanza no universitaria. Mientras, CC OO cae estrepitosamente a un cuarto puesto después de haber revalidado su primacía en 2007, debido al alza de LAB y porque, según han reconocido sus responsables, sus votantes de ocasiones anteriores no fueron esta vez a las urnas. Educación cifró la abstención en un 48%.

"Los profesores querían mostrar su desacuerdo", resume STEE-EILASEL DEBATE

LAB recalca que las reformas "fracasan sin el respaldo de los profesores"

CC OO reconoce que Educación se enfrenta a una "etapa complicada"

El resultado de estos comicios ha rebasado el ámbito meramente laboral desde el primer momento. Los tres sindicatos abertzales interpretan la derrota de CC OO como el no de la comunidad educativa al propio departamento que dirige Isabel Celaá. "Los profesores tenían ganas de mostrar su desacuerdo", sintetiza Belén Arrondo, representantes de STEE-EILAS. Los planteamientos de las centrales nacionalistas se han centrado en su oposición en dos cuestiones claves: las iniciativas "adoctrinadoras" del departamento y los recortes por la crisis.

Fuentes conocedoras del movimiento sindical interpretan que decisiones como el pacto social que el presidente Zapatero firmó el pasado día 2 con CC OO y UGT y la patronal, acuerdo que incluye la reforma de las pensiones y el retraso de la edad de jubilación, han tenido un peso trascendental en el volantazo que ha vivido el parque sindical educativo. Y es que la media de edad entre el profesorado ronda los 50 años, con docentes vigilantes de su fecha de retirada y una prejubilación fijada a los 60 años. El acuerdo laboral que la consejería firmó con CC OO y UGT el año pasado establece que este apartado se mantendrá al menos hasta 2013.

Los sindicatos abertzales han criticado con dureza este pacto, destacando entre los aspectos que ven negativos un cambio de las condiciones para sustituir a los profesores con respecto a las anteriores. Los docentes se han mostrado preocupados ante este hecho, pero ha sido la interpretación restrictiva hecha por Educación la verdadera causante de los movimientos en los centros, según aseguran fuentes de UGT y CC OO. Aunque el cambio sobre el papel resulta mínimo, el departamento está siguiendo al pie de la letra el acuerdo, algo que no se hacía durante la anterior legislatura, en la que "se sustituía todo y desde el primer día" debido a la bonanza económica de entonces.

Sin embargo, todos los sindicatos van más allá. LAB se mostró con gran claridad en su primer acto público tras el paso por las urnas: o Educación reconduce su orientación o habrá consecuencias. Y citó dos iniciativas nucleares del departamento: el plan de convivencia en las aulas -la empatía hacia las víctimas- y el marco trilingüe -introduce una tercera lengua en la enseñanza mientras los sindicatos rechazan que se hayan cumplido los objetivos del bilingüismo-.

El departamento recalca que son pasos lógicos del sistema educativo, junto a la modernización tecnológica, y recuerda que los partidos y los padres han apoyado este tipo de iniciativas. Entre la comunidad educativa estos pasos se ven lógicos e innegables para lograr la igualdad de condiciones en Europa de los estudiantes vascos. Jon Urrusolo, de LAB, destaca que no están en contra del trilingüismo, pero recuerda: "Para ser trilingües, primero tenemos que ser bilingües". Y rechaza la "política de imposición" de la consejería.¿Puede esto influir en el desarrollo de las nuevas iniciativas? Urrusolo pide que los centros tengan más autonomía y recuerda: "Las reformas educativas que no cuentan con el respaldo de los profesores suelen estar abocadas al fracaso".

Desde CC OO, Pablo García de Vicuña dice que es el departamento el que debe responder a esa pregunta, pero admite que "la gestión va a ser muy complicada". "Se abre una etapa de confrontación", ya que el peso de la negociación recaerá sobre un sindicato "instalado en el no desde hace seis años", abunda.

En Educación no se teme un boicot a sus iniciativas, ya que entiende que los profesores se muestran de acuerdo con buena parte de ellas.

A pie de centro se pueden observar los apoyos o la indiferencia hacia esas propuestas. Los colegios públicos dieron la espalda a la primera convocatoria de centros para probar el marco trilingüe el año pasado. Entre las solicitudes presentadas, sólo el 25% procedía de la escuela pública. Los centros consultados aseguraron que la razón para no presentarse fue la falta de tiempo. La segunda convocatoria, anunciada por Educación, pero aún no publicada, servirá para ver si este es el verdadero argumento y medirá la influencia de los planteamientos de los sindicatos nacionalistas.

Otra de las varas para medir el apoyo a la consejería va a ser la aplicación del plan de convivencia. Educación ha defendido el testimonio de las víctimas del terrorismo en las aulas con la presencia física de las mismas, pero existe la opción de trasladar esas vivencias a través de materiales audiovisuales. Cuántos centros opten por la primera fórmula dará una idea del respaldo a la medida más polémica del departamento.

LAB no ha pedido expresamente a los centros una "huelga de brazos caídos" hacia las nuevas iniciativas, pero sí ha avanzado que presionará para que Educación dé "un giro de 180 grados" a su política. Desde STEE-EILAS, Belen Arrondo asegura que no planean "campañas especiales", pero reconoce que en la reflexión que su formación está haciendo tras las elecciones se encuentra presentar a la consejería sus propuestas alternativas al trilingüismo, las sustituciones o el plan de convivencia. Los tres sindicatos abertzales se reunirán en las próximas semanas para abordar una reflexión conjunta para el futuro.

Un azar convertido en presagio

El mismo día que el presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, anunciaba los recortes obligados por la crisis, entre ellos el de los salarios de los funcionarios, la consejería de Educación, CC OO y UGT escenificaban el acuerdo sobre las condiciones laborales del personal docente no universitario de la red pública. Fue una casualidad que, en principio, generó incertidumbre sobre la posibilidad de que el acuerdo hiciese aguas y que luego se convirtió en lo más parecido a un presagio de lo que ocurriría después con CC OO, principal sindicato educativo en el momento de la firma.

Y es que, aunque CC OO Irakaskuntza ha tratado de distanciarse de la imagen de

avalista

del Gobierno y sus decisiones, no lo ha logrado y ha recibido críticas por defender lo que se han interpretado como recortes que merman la calidad de la enseñanza.

Pablo García de Vicuña, responsable de CC OO en el ámbito educativo vasco, se muestra "preocupado por la deriva de la enseñanza. Los profesores se han decantado por un sindicato [LAB] que no tiene ningún acercamiento hacia el departamento o hacia otros sindicatos". García de Vicuña considera que LAB apuesta por "no modernizar la escuela y olvidarse de cualquier lengua vehicular que no sea el euskera". "Utilizan el idioma como disculpa para valorar lo bueno y lo malo de un sistema educativo", se lamenta. Además, se muestra preocupado por la mayoría de un sindicato "no corresponsable" que no ha firmado los últimos acuerdos, ya que tampoco lo hizo cuando Tontxu Campos, de EA, ocupaba la consejería durante la anterior legislatura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de febrero de 2011

Más información